Viernes, 4 de Diciembre de 2020      

De Tommaso

De Tommaso. La familia del encuestador

Antonio, Carolina y Ana Luisa De Tommaso en La Ventana. En el ciclo Gente de San Juan, estuvieron en La Ventana, programa que conducen Juan Carlos Bataller y Juan Carlos Bataller Plana, integrantes de la familia De Tommaso.

El joven Francesco De Tommaso.
El primer De Tommaso que llegó al país, y a San Juan, fue Franceso Arcangelo. Fue el único de su familia que migró a la lejana América, después de haber padecido las penurias de la Segunda Guerra Mundial.

Francesco nació en 1920. Vivía en Italia, en la localidad de Oria y todos lo apodaban Chicho. Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial peleó para el ejército de Mussolini en la ofensiva, en el norte de África. Mientras luchaba fue tomado prisionero por los ingleses y luego llevado a un campo de concentración. Esto fue a fines de 1941 y hasta que terminó el conflicto estuvo en manos de los aliados, un tiempo en El Cairo (Egipto) y también en Tripóli (Libia).

Muchas fueron las privaciones que sufrió siendo rehén. Mientras estuvo detenido en Egipto le daban solo un cuarto de litro de agua por día y entre los prisioneros hacían veladas boxísticas para ganarse una porción extra. En Libia la situación no fue mucho mejor, hubo una época en la que los agarraron los piojos y durante seis meses no se pudieron bañar.
Margherita Grassi junto a sus tres hijos: primero aparece la mayor Carolina, la menor, Ana Luisa, está en brazos y al lado está Antonio. La foto fue tomada en 1961 cuando la familia De Tommaso vivía en Angaco.



Recién cuando terminó la guerra, mientras estaba en Libia, lo liberaron y le dijeron que se podía ir a su casa. Ocho meses tardó en regresar a Italia y cuando apareció caminando por las calles de su pueblo la gente le gritaba con emoción porque ya lo daban por muerto.

Al regresar de la guerra, conoció a Margherita Francesca Grassi, que vivía en su mismo pueblo y era dos años menor que él. Cuando parecía que la vida de Francesco tenía algo de tranquilidad, después de tantas miserias que le trajo la guerra, le llegó la invitación de un amigo que se había venido a Argentina. Era Antonio Pomárico que, poco tiempo después de instalarse en Sudamérica, se ganó la lotería y le mando un pasaje para que se viniera. Antonio era músico y en Buenos Aires fabricaba flautas dulces, que hasta la actualidad son muy conocidas.


Margherita Grassi con su hijo Antonio De Tommaso, de solo seis meses, en brazos y con su hija mayor Carolina. La foto fue tomada en 1957.
Francesco llegó a Argentina en 1949 y en el Registro Civil le cambiaron su nombre por Francisco Ángel. Como no estaba casado con Margherita a ella no la dejaron viajar hasta que no estuviera oficialmente concretado el enlace. Así que se casaron “por poder”. Era un sistema que implementaron en Europa, cuando uno de los cónyuges estaba en América y el otro en el viejo continente. Se hacía un acta en cada país y luego se enviaba al otro, se hacía el Acta de Casamiento y luego el marido llamaba a su esposa para que la autorizaran a viajar. Después de terminar con todos esos trámites Margherita pudo llegar al país, en 1951.

Francisco era agricultor pero en Buenos Aires, en la localidad de Munro, encontró trabajo en una fábrica de mosaicos. Estuvo un tiempo ahí y poco tiempo después se trasladó a San Juan como contratista de una finca en las Casuarinas, en 25 de Mayo, era la propiedad de Albamonte. En esa época fue elegido Presidente del Club de futbol Matienzo de 25 de Mayo y mientras vivían en ese departamento nacieron sus dos hijos mayores: Carolina Cecilia y Antonio Horacio.


Antonio De Tommaso junto a su esposa Elsa Poblete y sus tres hijas: Valeria, Irene y Valentina.
Seis años más tarde logró comprar su propia finca en la localidad El Bosque, en Angaco, donde comenzó a cultivar uva y ajo. Allí nació la tercera y menor de los hermanos, Ana Luisa. Cuando los tres crecieron y llegó el momento de que empezaran la universidad, Francisco decidió buscar otra actividad. Además de que la agricultura no le resultaba muy redituable, era complicado que los chicos estudiaran viviendo tan lejos.

En 1970 la familia se traslada a Rawson porque allí Francisco compró el Bar “Los 8 Billares”, el más famoso de ese departamento. Cuando lo adquirió no era tan grande pero lo fue ampliando y llegó a tener casi una manzana de tamaño y tenía entrada por tres calles. Podía atender a más de 400 personas y por día había al menos 200 clientes. Allí se podía jugar al billar, a los naipes, al dominó, había 36 metegoles. Allí se tejieron las más diversas historias de la población marginal de Rawson. Si la policía buscaba algún delincuente era probable que lo encontrara ahí. Por día era común que hubiera tres o cuatro peleas y Francisco tenía la suficiente autoridad para calmar los ánimos, no tenía miedo. Después de haber visto los estragos de la guerra afirmaba “Yo he visto matar gente, qué me vas a venir a asustar con una piña o un revolver”.


1960 - De Tommaso, un pequeño investigador El niño de moño y traje que aparece en esta imagen es Antonio De Tommaso, fundador y director del IOPPS (Instituto de Opinión Pública y Proyectos Sociales). Cuando le sacaron esta foto Antonio tenía sólo tres años y ni se imaginaba que llegaría ser un referente para los estudios de mercado y opinión pública en San Juan. De Tommaso es Licenciado en Trabajo Social egresado de la Universidad Nacional de San Juan. Además, hizo una maestría en Investigación Social en la Universidad de Belgrano y un doctorado en Servicio Social en la Universidad Mayor de San Andrés. También se desenvolvió en la política entre 1983 y 1995. Fue candidato a gobernador y a intendente de Rawson por la Unión Cívica Radical. En 1998 creó el IOPPS y, desde entonces, se encarga de su dirección. (Foto y datos gentileza Antonio De Tommaso)
En una oportunidad, el jefe de policía del gobernador Camus, Graci Susini, llegó al bar para hacer una requisa a los parroquianos. Pusieron a las más de doscientas personas que ahí estaban contra la pared. Cuando Francisco vio esto se enojó mucho y lo encaró a Susini: “¿Qué están haciendo?, el único jefe de policía acá soy yo, a la mierda”. El jefe se dio cuenta de que ese tano lo encaraba desde la ignorancia y entre risas les dijo a los policías “les presento al comisario” y dejaron el lugar.

El boxeador Juan Reyes era uno de los que solía frecuentar el bar. Cuando fue a pelear por el título nacional contra Malvares, Francisco contrató a más de quince colectivos para ir junto a los clientes a apoyarlo. Cerraron el bar y todos fueron a ver la pelea, que lamentablemente terminó en un empate.

Hasta que falleció, en 1980, Francisco trabajó en ese bar tan popular. Su único hijo varón, Antonio, intentó seguir un año más con el local pero no era fácil manejar las situaciones que allí se daban así que terminó cerrándolo.

Los tres hijos que tuvieron Antonio y Margherita son la única descendencia que tienen los De Tommaso en San Juan y en toda Argentina, el resto de la familia vive en Italia.

La mayor de los tres hijos, Carolina, es Médica Psiquiatra y tuvo dos hijas: Julieta, que es médica y Ximena, estudiante. Antonio es doctor en Trabajo Social y es el fundador y director del Instituto del Instituto de Opinión Pública y Proyectos Sociales. Él tuvo tres hijas: Valeria, que es Licenciada en Comunicación, Irene, que está por recibirse de odontóloga y Valentina, que es estudiante. La menor, Ana Luisa, es odontóloga y tiene un hijo, Francisco, que es estudiante.

De la descendencia de Francisco De Tommaso uno de los que más se ha destacado es su hijo Antonio. Es uno de los principales encuestadores de la provincia, es actor y participó en política. Entre 1983 y 1995 militó en la Unión Cívica Radical, fue candidato a gobernador y a intendente por Rawson.


Ver: Antonio De Tommaso



El 4 de diciembre se conmemora el Día de la Publicidad.


San Juan al Mundo - Servicios


Lo mejor de la TV

Lo mejor del cine

Qué comemos hoy?

Sorteos

Radios online

Diarios del mundo

Autos

Qué hacer en San Juan

Humor

Servicios y datos de interés

Trámites y contactos

Temas generales

Blogs del mundo
USO DEL MATERIAL DE LA FUNDACIÓN


QUIENES SOMOS CONTACTO SUSCRIBIRSE


Diario la Ventana | Bataller Intimista | La Ventana San Juan | El Nuevo Diario