Miércoles, 23 de Agosto de 2017      

Albar Díaz. Multitudinario encuentro familiar

Para conmemorar los 100 años del nacimiento de Ambrosio Albar Díaz, los descendientes que viven en San Juan, Córdoba y Jesús María organizaron una gran reunión familiar en nuestra provincia. Las fotos del encuentro y la historia de la numerosa familia formada por el médico otorrinolaringólogo. Esta nota fue publicada en la edición 1706 de El Nuevo Diario del 5 de febrero de 2016

En diciembre del año pasado, los descendientes de Ambrosio Albar Díaz se reunieron en nuestra provincia para conmemorar los cien años del nacimiento del médico santafesino, que dio origen a una familia numerosa y tradicional de San Juan. Desde Córdoba y Jesús María llegaron los hijos, nietos y parientes políticos para asistir al segundo gran encuentro familiar, que comenzó a consolidar la incipiente tradición iniciada en Córdoba en 2014, donde se produjo la primera reunión multitudinaria. “El objetivo era reunirse para estrechar vínculos pues, al ser una familia tan numerosa, muchos de ellos no se conocían”, comentó Mabel Benavídez de Albar Díaz, esposa de Carlos, el hijo mayor de Ambrosio.

La reunión en San Juan estuvo coordinada por Jorge y Lucas Albar Díaz y contó con la presencia de la mayor parte de los hijos, nietos, bisnietos y familiares políticos. Además del almuerzo en la parrilla Bigotes, el encuentro sirvió para que los parientes de Córdoba recorrieran San Juan y disfrutaran de los lugares turísticos como el dique de Ullum, las bodegas y la Casa de Sarmiento.
Durante el festejo principal, las distintas ramas de la familia tomaron el micrófono para presentarse, cantar y bailar. Mientras tanto, muchos de ellos aprovecharon para aprender más sobre la historia de su abuelo y conocer la estructura familiar a través del árbol genealógico desplegado sobre una pared, que les hacía saber que de los 13 hijos de Ambrosio, descienden 46 nietos y 43 bisnietos.

“Albar Día”, el nacimiento de una tradición
En 2014, el nieto cordobés Gonzalo, hijo de Roberto Albar Díaz, tuvo la iniciativa de movilizar a sus primos hermanos para armar el primer gran encuentro familiar. Con la idea de conocer a aquellos parientes que nunca habían visto, crearon una página en Facebook para congregar a todos los descendientes de las distintas ciudades y dar origen al “Albar Día”, como denominaron a esta reunión. Después de meses de llamados, mensajes y preparativos, finalmente el encuentro se concretó en Córdoba, en diciembre de ese año, y surgió la idea de repetirlo todos los años en la misma época para estrechar los lazos familiares y fortalecer la tradición.

En 2015, la reunión tuvo un carácter especial por cumplirse el centenario del nacimiento del abuelo Ambrosio y el lugar elegido fue San Juan, la provincia donde el médico pasó la mayor parte de su vida y en donde nacieron casi todos sus hijos. En esta última oportunidad, los presentes acordaron que el encuentro de 2016 se realizará en Jesús María, donde viven los descendientes de Marta y Ricardo Albar Díaz.

Ambrosio Albar Díaz

Ambrosio, médico y padre de 13 hijos
El 7 de diciembre de 2015 se cumplió un centenario del nacimiento de Ambrosio Albar Díaz, médico otorrinolaringólogo de amplia trayectoria en San Juan, fallecido en 1969. Nacido en Santa Fe, en su niñez Ambrosio se fue a vivir a Córdoba con su familia. Estudió Medicina en la Universidad Nacional de Córdoba y se especializó en Otorrinolaringología. En esa ciudad también conoció a quien fue su esposa, Paulina “Chula” Puga, maestra. Los primeros hijos del matrimonio, Carlos y Marcelo, nacieron en Córdoba, pero en 1943 la familia decidió mudarse a San Juan por una oportunidad laboral de Ambrosio.
El especialista se integró al cuerpo médico del Sanatorio Central, que luego se convirtió en Sanatorio Brown y actualmente Clínica Santa Clara. Como la mayoría de los trabajadores de la salud de esa época, Ambrosio colaboró intensamente con la asistencia de heridos por el terremoto de 1944. Años más tarde llegó a ocupar un alto cargo en el área de la Salud Pública.
En San Juan nacieron los otros once hijos de Ambrosio: Gustavo, Jorge, Roberto, Marta, Estela, Graciela, Ricardo, Inés, Matilde, Daniel y Eduardo. La familia fijó su residencia en una casa ubicada frente al Sanatorio Central, “en una zona en la que vivían varias familias tradicionales de San Juan”, según cuenta Mabel Benavídez de Albar Díaz. “La casa de calle General Paz fue construida con un crédito del Banco Hipotecario, otorgado después del terremoto del ´44. Muchas familias accedieron a estos préstamos y aunque muchas de las casas se ven fastuosas, las cuotas terminaron siendo bajísimas por la gran devaluación que hubo”, comentó la nuera de Ambrosio.

Paulina “Chula” Puga, esposa de Ambrosio, junto a los ocho primeros hijos del matrimonio. En brazos, Graciela Albar Díaz. De pie arriba, Marcelo y Carlos, y abajo, Gustavo, Jorge, Roberto, Estela y Marta Albar Díaz.
Los hijos de Ambrosio que heredaron la vocación como ORL, Carlos y Jorge, instalaron consultorios en la planta alta de la casa y allí desarrollaron los primeros años de su profesión. Graciela también se inclinó por la Medicina pero se especializó en Pediatría. Marcelo, Gustavo y Estela se dedicaron a la Abogacía, Roberto a las Ciencias Económicas, Daniel es comerciante, Eduardo es mayorista de papelería, Inés se dedicó a su familia y Matilde y su marido desarrollaron exitosas empresas de indumentaria como Ozbeck y posteriormente Vitnik, hoy a cargo de su hijo Esteban. De los hijos de Ambrosio, fallecieron Carlos, Marcelo, Marta, Estela y Ricardo.

En la planta alta de la casa familiar, ubicada frente al Sanatorio Central hoy Clínica Santa Clara), los hermanos más chicos de la familia Albar Díaz: Eduardo, Inés, Matilde, Graciela, Ricardo, Estela, Marta, Jorge y Gustavo.
El compromiso de Julio Albar Díaz y Mirtha Legrand

Una de las anécdotas más pintorescas de la familia está vinculada a la relación que tuvo Julio Albar Díaz, el hermano menor de Ambrosio, con Mirtha Legrand. Según contó Mabel Benavídez, el noviazgo llegó incluso al compromiso entre quien en ese entonces daba sus primeros pasos en la actuación y el joven que en esa época era militar. La pareja pensaba contraer matrimonio y para eso celebraron una reunión a la que asistieron ambas familias. La familia aún guarda las fotos de ese día, en el que Julio intercambiaba alianzas con una Mirtha de 17 años. El compromiso se rompió debido a los diferentes intereses de ambos. “Según los relatos familiares, él no quería que ella siguiera siendo artista porque era muy estructurado y conservador. Después ella lo conoce a Daniel Tinayre y termina casándose con él. Pero la relación con Julio fue muy seria y tenemos fotos de Mirtha dedicadas a Ambrosio, que ella firmó como `Chiquita´”, narró Mabel.

El árbol genealógico
La representación gráfica de la ramificación familiar, que fue exhibida durante el último encuentro, fue realizada por Mabel Benavídez de Albar Díaz, quien además de ser profesora de inglés y fundadora del Profesorado de Inglés en San Juan, es editora de las publicaciones del Centro de Genealogía y Heráldica de San Juan. Mabel también es conocida por el libro “Oro y Plata en San Juan”, que publicó a partir de la investigación que efectuó para su tesis de Maestría en Historia, basada en las minas de capitales británicos en San Juan. Próximamente, la autora presentará una versión corregida y aumentada, que repasa el transcurrir de la minería en la provincia, hasta el año 2014.

Ver artículos:
Albar Díaz - Benavidez, los caminos de un amor adolescente





familia Albar Díaz: Los distintos grupos familiares se presentaron durante el almuerzo y aprovecharon la ocasión para retratar con sus celulares el numeroso encuentro, que incluyó guitarreada, cantos y aplausos. En la foto, Fernanda Ballardini, Lourdes, María Pía y Rodrigo Albar Díaz con el micrófono, Luciana Albar Díaz y su esposo Marcos Rostagno y Milagros Albar Díaz sacando fotos.
familia Albar Díaz: Los hijos de Ambrosio. Reinaldo Premat y su esposa Inés Albar Díaz, Tilly Clavel de Albar Díaz, Graciela, Jorge, Roberto y Daniel Albar Díaz con su esposa Teresita Navas, Matilde Albar Díaz y Mabel Benavídez de Albar Díaz.
familia Albar Díaz: De pie atrás, Marcos Rostagno, Luciana Albar Díaz de Rostagno, Mariana Rebuffo, María Belén Albar Díaz de Pugliese, Juan Ignacio, Laura, Santiago y María Pía Albar Díaz, Fernanda Ballardini con Rodrigo Albar Díaz, Claudia Albar Díaz de De Oro. Sentados, Jorge Albar Díaz, Joaquín con su papá, Gonzalo Albar Díaz, otro primo Gonzalo Albar Díaz, Agustín Premat, Lourdes, Lucas y Milagros Albar Díaz y adelante, María José Rebuffo, Esteban Montañez.
familia Albar Díaz: Los nietos que viven en distintas ciudades se hicieron presentes en el festejo y en algunos casos asistieron con sus hijos, bisnietos de Ambrosio. Parados: Lourdes, Rodrigo, María Pía Albar Díaz, Claudia Albar Díaz de De Oro, Mariana Rebuffo, Milagros Albar Díaz, Laura Albar Díaz, Luciana Albar Díaz de Rostagno, María Belén Albar Díaz de Pugliese, María José Rebuffo. Sentados: Jorge Albar Díaz, Joaquín, Gonzalo y Jerónimo Albar Díaz, Gonzalo Albar Díaz, Esteban Montañez, Juan José y Santiago Albar Díaz y Agustín Premat Albar Díaz.
familia Albar Díaz: Las diferentes generaciones de la familia Albar Díaz se reunieron en diciembre pasado para celebrar los cien años del nacimiento de Ambrosio Albar Díaz.