Miércoles, 16 de Octubre de 2019      

Mario Pereyra y Rony Vargas, una sociedad que comenzó hace 46 años

Los sanjuaninos que reinventaron la radio

¿Habrán encontrado la fórmula del gusto popular? Desde 1961 Mario Pereyra y Rony Vargas trabajan juntos. Tras concentrar la audiencia radial en San Juan emigraron a Córdoba y volvieron a triunfar. Son socios de Cadena 3 con fuerte presencia en casi todo el país y liderazgo en Córdoba, San Juan y Mendoza. ¿Cómo lo lograron? De todas estas cosas hablan en esta nota.

Por:
Juan Carlos Bataller

Mario Pereyra y Rony Vargas en una entrevista realizada en Córdoba por Juan Carlos Bataller, conductor del programa La Ventana.

El equilibrio como fórmula para permanecer juntos 46 años. El aventurero y el reflexivo. Haciendo equilibrio sobre una Gilera.

En Córdoba, Mario y Rony durante la charla con Juan Carlos Bataller.
¿Cómo han hecho para durar juntos tanto tiempo?
Mario:
Eso es lo primero que la gente te dice: 46 años juntos… ¿y no se pelearon? ¿Cómo lo hicieron? ¿Cuál es el misterio para que las cosas funcionaran bien tanto tiempo?
¿Y existe una respuesta?
Mario:
Sí. Y se llama equilibrio. Rony podría haber sido mucho más si no hubiera estado yo. Porque yo le he contenido, agarrado. Rony, teniendo un carácter mucho más fuerte que el mío, siempre ha estado un poco supeditado a lo que yo le he dicho. Si eso no hubiera sido así, quizás él en este momento estaría trabajando en Japón, en Londres, o en Nueva York. Rony siempre fue un aventurero ciento por ciento. Yo en cambio he sido el reflexivo. Capaz que Rony solo pudo hacer mucho más. O quizás mucho menos. Nunca vamos a saberlo. Lo que si es innegable es que entre los dos hemos ido logrando un equilibrio, porque lo que le faltaba a él lo ponía yo y viceversa. Y acá estamos.
Mario el día de su primer cumpleaños.
Así que Rony fue siempre el aventurero…
Mario:
Te digo una cosa: yo cuento las anécdotas pero el que las vive es Rony… Por ahí se preocupa porque los hijos hacen tal o cual cosa y yo le digo: “Pero… ya te olvidaste de las cosas que vos hacías?”
Rony: La verdad es que hice muchas cosas: volar, bucear, andar en moto… Por ejemplo, un día me compré una moto Puma y corrí la doble de Calingasta. Hace un tiempo lo recordaba con el fallecido Pirín Gradasi y él me decía : “Yo corrí con vos”. Claro pero yo iba número 55 y el iba primero.
Y seguís haciendo cosas como esas…
Rony:
Hace dos años me tiré en un paracaídas desde 5 mil metros de altura…
Mario: Yo desde acá diciéndole no te tires, no te tires.
Rony: Iba transmitiendo la caída, se me escapó el celular, y lo alcance en el aire, claro yo iba más rápido que el celular. Entonces todo este tipo de cosas, las fuimos vinculando con la actividad misma que hemos realizado…
Mario: Rony siempre ha sido así. Ahora está más reposado. Recuerdo que tenia una moto Gilera y me venia a buscar. Yo rezaba, pueda ser que no venga… pero él aparecía. Vivíamos a tres cuadras, entonces me llevaba. El gusto de él era poner la moto a todo lo que daba, yo atrás y él se subía al asiento, se paraba y hacia equilibrio. El loco Vasco era un cuerdo al lado de este. Y yo rezando hasta mi casa.
Rony: Lo que pasa es que esta es una profesión que requiere cierta dosis de locura… Te cuento la máxima, que tuvo por protagonista a Lucho Román. Esa la conozco yo y él, que esta muerto. Vino el Papa a Córdoba y estaba en la Misa de los enfermos. Y yo por esas casualidades quedé al lado del Papa, y camine junto a él desde al Altar hasta la salida. No se que dije, en esa época no grabamos, pero te aseguro que me salió del alma lo que comentaba. Cuando entro estaban todos los enfermos terminales, y el Papa los abrazaba. Bien, uno de los enfermos terminales, era Lucho Roman. Se había colado. Cuando lo vi, me hizo un guiño como diciendo “no me vayas a delatar”. Estaba tapado con la sábana hasta arriba, con el grabador en la mano. Mira vos un tipo que se arriesgaba a cualquier cosa por una nota.
Mario en el patio de su casa paterna.


Los comienzos. Un momento de transición. La radio y la vida como escuela. El recuerdo de Lucho Román. Los chicos de hoy

¿Cómo empezaron?
Mario:
Yo estudiaba derecho en La Plata. Pero realmente, no era lo mío. Un día les dije a mis padres ”no quiero estudiar más”. Y qué vas a hacer, me preguntaron. “Quiero hacer radio”, les dije.
¿Cómo entraste a la radio?
Mario;
Empecé con radioteatro. Hizo un concurso el flaco Quintana y lo gané. Era una época en la que los radioteatros daban sus coletazos finales. Pero duraron diez años más.
Y vos, Rony?
Rony:
Mi vida ha sido muy particular. Yo he hecho todo lo que he querido en mi vida. A veces discutía con mis padres, porque habían trazado mi trayectoria para el futuro. Pero al final… Estuve vinculado a la vitivinicultura, he sido maestro rural, he trabajado en el campo… Hasta que un día entré a la radio.
Disfrazado de militar. Este era el niño Mario Pereyra.
Siempre te atrajo la radio…
Rony:
Sí.
Ustedes cambiaron la radio de San Juan…
—Mario:
Yo diría que entramos en un momento de transición. Siempre lo decimos con Rony, nos toco un momento de cambio en la radio. Había una radio demasiado formal, una radio prácticamente libretada, donde no se permitía una risa o una broma bajo amenaza de una sanción Nadie podía salirse de lo que estaba estipulado.
—¿Y qué cambió?
Mario reza con una camiseta de Talleres de Córdoba.
Mario: Entramos justo con un personaje al que habrá que rendirle el homenaje que merece. Estoy hablando de Lucho Román. Cuando el empezó nosotros no estábamos en la radio. Teníamos 16 o 17 años y éramos simplemente escuchas. De pronto escuchamos una cosa distinta. Algo pasaba en la radio, había un aire nuevo. ¿Quién era este tipo? Era un chileno y se llamaba Lucho Román. Fono club, fue una cosa distinta, una cosa novedosa, rompió los esquema. En el país ya se estaba produciendo eso, él lo trajo de Chile.
Recuerdo haber escuchado Fono Club…
Mario:
Es entonces cuando entramos nosotros, en ese momento de transición, en el que se terminaba ese formalismo y comenzábamos a hacer una radio con mas libertad, con creatividad.
Cómo era en aquel tiempo –estamos hablando de los años `60— hacer radio…?
Mario:
Eran años de bohemia. Y nosotros la vivíamos plenamente. Pero también de gran pasión por nuestro trabajo. Te cuento una anécdota. El negro Emilio Romero era el relator del informativo que iba a las 7 de la mañana. Yo ya estaba en la radio y trabajaba en la noche hasta la 1. ¿Te imaginas? No tenia auto, no tenia nada, volvía a casa caminando… De pronto me llamaban a las 7 de la mañana y me decían: Romero no vino, venite ya.
Año 1975. Rony junto a sus hijos en la Difunta Correa.
Y había que ir…
Mario:
Yo era nuevito, recién había empezado. Salía corriendo, llegaba a la radio y a las 8 menos cuarto llegaba el Negro Romero. Entonces el director de la radio me decía, “bueno ahora andate, ya llegó Romero, él va a seguir”. Eso me lo hicieron 50 mil veces.
Pero además éramos solteros. Terminábamos a la 1 de la mañana y nos íbamos a comer o salíamos de serenata con Quintana, con el Negro Vallejos que era el operador y tocaba el acordeón, con otros amigos… Recuerdo aquellas cenas en un restaurante que quedaba al lado del Nogaró. Se llamaba Serapio, y hacían un pollo al ajillo espectacular. El flaco Quintana venia a buscarme y nos íbamos a Serapio. Y uno disfrutaba aquellas charlas que podían durar hasta las 3 o 4 de la mañana. Porque queríamos aprender, compartir con los grandes…
Esta foto fue tomada el 15 de marzo de 1954, en Rio Cuarto y aparece Rony a los 12 años junto a sus tíos italianos.
Los que nos iniciamos en los medios en aquellos años no tomábamos esto como un trabajo. Era una forma de vivir…,
Mario:
Por eso, cuando veo a los chicos de hoy que se quejan de esto o de lo otro, qué querés que te diga… Nosotros no hemos barrido la radio, no hemos pasado un lampazo…., pero casi…, Hicimos de todo, radioteatro, locutor, lector de informativo, hicimos todo.
Yo recuerdo a Rony transmitiendo carreras desde una moto…
Rony:
Carreras de bicicleta, carreras de auto, todo transmitíamos. Y como dice Mario, si bien no hemos barrido nos falto poco. Aprendimos todo, nos enseñaron todo.
Es fundamental contar con maestros en esta profesión…
Rony:
Yo siempre valoro y lo pongo de manifiesto porque hay que ser agradecido en la vida, un nombre: el de Bustelo. Por que Francisco Bustelo fue la palanca necesaria para que nosotros pudiéramos llegar a esto. Fue por su impulso que tuvimos los elementos técnicos, únicos en el interior de la Argentina por aquel entonces y la posibilidad de cubrir todo tipo de información, incluso de viajar por el mundo. Todo eso ha significado una enorme posibilidad para nosotros. Porque el aprendizaje se hacia cotidianamente.
Rony Vargas a los seis años.
Se terminaba aprendiendo todo…
Rony:
Recuerdo una vez que me llama el director de la Radio, Alfredo Graffigna, ya fallecido y me dice,”¿vos sabes algo de tango?”, Yo tenia 19 años, qué iba a saber de Tango. Pero le dije que si. Siempre hay que decir que si. Y empecé a hacer un programa de tango, se llamaba Ecos del arrabal, que continua todavía, conducido por Guido Iribarren.

Cuándo comenzó la sociedad. El mundo del espectáculo. La locura de los días de carnaval. Una carrera de irresponsables.

¿Cuándo comienza la sociedad entre ustedes?
Mario:
La sociedad con Rony comienza con el espectáculo, con la Audioplatea. Se trataba de un programa en vivo que lo hacíamos en un local de la calle Tucumán y se transmitía por Colón. En realidad era un escenario pequeño y hacíamos programas musicales desde ahí, con números de San Juan.
Un comienzo modesto…
Rony:
Después empezamos con los carnavales de invierno en la Favorita. Lo hicimos para la sociedad de locutores. Después empezamos con la cadena de carnaval y los clubes. Teníamos a Ausonia, que era un club fino por decirlo de alguna manera. Ya teníamos Los Andes, que ahora es Trinidad.
Mario: También hicimos un club con el que ahora es gobernador, el Flaco Gioja. El Flaco era de la comisión , después fue presidente de Unión y creamos el Gigante de Rawson. Después tomamos la unión vecinal del barrio Santo Domingo en Chimbas.
Rony con sólo 18 años, rodeado de su grupo de amigos, en un viaje a Media Agua.
Y de soporte estaba una radio que tenia audiencia…
Rony:
Muchísima audiencia. En carnaval nosotros hacíamos esa cadena. Y lo hacíamos todos los sábados y nos quedamos sin artistas.
Mario: Presentamos a las grandes figuras de la época: el Cuarteto Imperial, Los iracundos, Los moros, Juan Ramón, los Alfiles, Daniel Magál , Los Huahuancó, Palito Ortega, Valeria Linch, Baglieto, Mercedes Sosa, Lerner,
Rony: Todo. Desde Parchis, hasta los Titanes en el Ring. Con la Cadena del Carnaval inventamos un circuito de clubes muy grande que incluía no sólo los bailes sino también la caravana del carnaval… Inventamos un circuito de carnaval que recorríamos en bicicleta..
Mario: Mucha gente decía , qué bien que les está yendo. Y claro… Pero nos pelámos. Nosotros hacíamos los bailes, pero no éramos simples empresarios. Yo transmitía desde un club y Rony salía a distribuir los artistas y salía desde otros clubes. Así se hacían las 5 o 6 de la mañana. Y después había que hacer los números y pagar a los artistas. Eran las 6 de la mañana y recién nos íbamos a dormir… Pero esto no es nada. Al día siguiente había que hacer el programa a la mañana. Terminaba el programa, almorzaba y volvíamos porque teníamos las caravanas chayeras, ¡No dormíamos siesta! Rony capitaneaba el móvil, yo en el estudio…. Se armaban las chayas, hacíamos competir los barrios. Así hasta las 6 de la tarde cuando terminaba la chaya. Y había que comenzar de nuevo con los bailes…
Claro, no todo es cuestión de suerte, como piensan algunos que lo primero que hacen cuando tienen que trabajar es cual va a ser mi horario…
Mario:
A eso voy. Te preguntan cual es el horario, si hacen un trabajo no pueden hacer otra cosa, los sábados y domingos no quieren trabajar…
Rony: Pero además nosotros nos divertíamos, porque en definitiva esto lo tomamos vocacionalmente. No se puede ser creativo si no se vive cada cosa. Nosotros tuvimos una etapa de producción artística con Mario en San Juan que duró 20 años. Hicimos de todo…
Mario: Es cierto.
Año 1970. En Radio Colón, Rony, Juan “Corazón” Ramón, Juan Carlos Poblete Barrios y Francisco Bustelo Graffigna.

Rony: Recuerdo una locura. Una competencia de turismo desmejorado, le llamamos..
Mario: No creo que haya que decir que hicimos una carrera, sino una irresponsabilidad. Aquello fue un milagro de Dios, que nos iluminó. Porque si aquella vez no pasó nada fue simplemente por un milagro de Dios. San Juan se volcó a las calles. Porque una cosa fue en el autódromo, pero otra la que se corrió en el centro de San Juan.. Se corrió en Central y avenida Rawson … Imaginate a San Juan volcada en las calles. Pensá en toda esa gente, incluido un ómnibus viejo que tenia Alberto Vallejos, con el que llevaba a su radioteatro y a los integrantes de la Pandilla del Tío Melchor… Todos corriendo por las calles llenas de gente… Si alguien, por cualquier motivo, se iba hacia un costado, matabas treinta, cien… qué se yo.
Hoy todo es distinto…
Rony:
Si todo va cambiando. Hoy esa caravana chayera no podría realizarse, cambiaron los códigos, los riesgos son mayores. Todo esto de que Dios nos ayudó.. yo lo corroboro. Dios estuvo del lado nuestro. Nunca sacamos un seguro para nada…
Pero también San Juan era distinto…
Rony:
Se vivía distinto, había menos problemas, se vivía con más felicidad.

La llegada a Córdoba. El socio que les proporcionó la pata que faltaba. Una mística muy especial. El dinero no debe ser objetivo sino consecuencia

Hace cuanto que se vinieron a Córdoba?
Mario:
23 años…
¡Qué rápido pasó todo!. De pronto, son abuelos, están en Córdoba, tienen una radio nacional, los conocen en todo el país. ¿Cómo se hace esto?.
Rony:
Soñando… soñando en llegar a esto; tener suerte en que se den las cosas, ponerle mucho sacrificio, mucho encomio a todas estas cosas.
Me imagino que en el camino también fueron aprendiendo muchas cosas. Por que ahora tienen una gran empresa atrás y deben saber de balances, de accionistas, de bancos…
Mario:
Nosotros tuvimos mucha suerte. Encontramos a una persona que no conocíamos, a través de un sanjuanino, el doctor Luis Barúd, que había sido director de esta radio donde nosotros éramos empleados. Luis nos dice un día que la radio salía a licitación. “Presentense…”, nos sugiere. “Cómo nos vamos a presentar nosotros? Hace falta plata…?”, dijimos. “Yo tengo la persona que puede poner el dinero”. “Y quién es?”. “Gustavo de Filippi”.
Año 1964. Rony en "Telesábados Gigantes" por Canal 8.
¿Lo conocían?
Mario:
No, nos hicimos socios de una persona que no habíamos visto en nuestra vida y es nuestro socio mayoritario. Y resultó un tipo extraordinario, un gran empresario. Al principio éramos cinco socios pero las cosas fueron decantando. Hoy somos tres socios. De Filippi que tiene la mayoría accionaria, Rony y yo. Y la radio tiene un director que es Gustavo Molina.
¿Qué cambió con ese socio?
Mario:
La primera vez que estuvimos en Córdoba nos fue mal. No artísticamente, sino económicamente, porque nosotros no sabíamos manejar la parte empresaria. Por eso, que esta empresa se haya hecho tan gigantesca , no es merito solamente de Rony o mío: hay una estructura impresionante.
Rony visita la Base Marambio.
Los roles están todos divididos. Gustavo y el director manejan empresa-
rialmente y nosotros aportamos la locura, el vuelo. Se proponen las cosas y después se conversan. Hacemos una reunión los cuatro, llegamos a un acuerdo y se hace. Pero para que esto fuera así no alcanzaba con que Rony y yo trabajáramos todo el día…
Rony: Si, era la pata que nos faltaba para poder concretar el sueño que teníamos: que administrativamente alguien manejara lo que nosotros veíamos como una verdadera montaña que se iba a producir, pero que se nos esfumaba porque no teníamos tiempo de manejar ese tipo de cosas.
Lo curioso fue que aceptaran asociarse con alguien que no conocían…
Rony:
Cuando se produjo lo del socio, Mario era muy reticente y yo le insistía: “vamos, vamos”. Y acá tengo que hablar nuevamente del equilibrio que existe en nuestra relación. Lo mismo te diría que pasó cuando él se vino de San Juan mientras yo me quedaba haciendo los programas de los dos… Ese equilibrio es el que permitió tomar la decisión correcta.
Lo admirable en ustedes es que sigan levantándose temprano, que trabajen siete días por semana, que acorten vacaciones… Ya no lo hacen sólo por dinero. ¿Hasta cuando van a tener ganas de seguir haciéndolo?
Rony:
Por supuesto, si falta eso falta todo. Es sentirse morir, si no tenés la posibilidad de trabajar. Cada uno de nosotros ha tenido nuestros inconvenientes, yo personalmente, sin embargo hemos podido sobresalir de esas situaciones y recomenzar con todo. A mi llegar a la radio me produce una especie de excitación muy particular y es como si estuviera debutando cada día.

Pareciera que ustedes han descubierto una formula para ganarse a la gente… Esto no es nuevo. La descubrieron a los 20 años, no es muy distinto lo que hacían en San Juan a lo que hacen hoy.
Mario:
Tiene la evolución propia de los tiempos, y de nuestras edades.
Rony: Y de los elementos tecnológicos que se han incorporados y nos permiten trabajar con mucha facilidad. Pero hay algo más…
¿Qué?
Rony y Juanjo compartiendo la pasión del ciclismo.
Rony: Creo que se está transmitiendo algo que es fundamental dentro de la radio. No es solo el profesionalismo, no es sólo el trabajo en sí, sino la mística. Cuando entras a esta radio, te das cuenta que hay una mística en toda la gente que la compone. No digamos que nosotros somos los creadores, pero vive en nosotros y en la gente que nos rodea.
Mario: Vos estuviste en el velorio de mi madre. Yo llegué a las 3 de la mañana a San Juan, la velamos, la enterramos y me vine, a las 9 de la noche estuve acá. Al otro día estuve trabajando. Y eso lo ven todos los compañeros. Me pongo mal de ejemplo yo, pero es para contarte una anécdota. Eso es lo que dice Rony cuando habla de la mística. Ellos ven, que estamos todos los días hacemos esto, aquello… Y todo se hace con el ejemplo.
Para cosechar hay que sembrar…
Rony:
Todo lo que es ganancia , dinero, crecimiento y demás, es una consecuencia: Nosotros nunca pensamos en dinero.
Mario: un poquito nomás Juan Carlos.
Rony: No, no , sinceramente. Nunca pensamos en el dinero que vamos a ganar a fin de mes. Sí, nos fijamos cuanto cobramos, porque nosotros vamos a porcentaje de la publicidad que tenemos en el programa. Pero sabemos que si las cosas se hacen bien, todo lo demás viene por añaduría…
Yo puedo certificar que esto es así. Porque ya lo hacían cuando vivían en una provincia pequeña, en un mercado mucho más reducido…
Rony:
Pero fijate que los resultados se vieron. Con Colón llegamos a ser la radio más importante del interior del país…
Mario: San Juan ha sido una escuelita de radio. Cuando nosotros vinimos a Córdoba, se vino gente que ya hacía radio en San Juan, como el ingeniero Martin, que hoy soluciona todos los problemas técnicos, o Luis Yunes, o Norma Quartino…

Las actividades paralelas. Por qué no están los hijos. El delincuente que sólo se entregaba a Rony

¿Cambiarían esta profesión?
Mario:
No, yo no.
Rony: No. Yo he tenido otras actividades paralelas, pero han quedado a cargo de la familia. Por ejemplo, tuvimos una heladería porque mi abuela hacía helados en Caucete. Hoy la tiene un hijo…
¿Nunca se les ocurrió incursionar en la vitivinicultura?
Rony:
Si, me encanta. Al frente tuyo tenés un socio frustrado. Lo llevé a ver una finca y se me enojó porque se le llenaron los zapatos de barro.
Mario: Son de esos proyecto que no comparti con Rony.
¿Les gustan los vinos nuevos que están saliendo de San Juan?
Ambos:
Si.. .muchisimo
Rony durante su visita a los Emiratos Arabes.
¿Por qué los hijos no están en la radio?
Rony:
Esto fue algo que acordamos con Mario. Y quedó así. Tal vez sea porque pensamos que no era bueno que los hijos se dedicaran a lo mismo que los padres y luego comenzaran las comparaciones…
Mario: No se si eso ha sido bueno porque hay un hijo de Rony, que ahora está en España, que tiene unas condiciones bárbaras y yo tengo una hija a la que tal vez le hubiera gustado estar en la radio…
Rony, además de tus programas, seguís al frente de un móvil de la Radio.
Rony:
Si, es algo que llama mucho la atención. Pero me encanta. Me nutre. Yo cada una de las mañanas siento la gratificación de poder recorrer los barrios de Córdoba, los pueblos vecinos. Yo me voy a la mañana a San Francisco que queda 210 kilómetros y a la tarde hago mi programa… El año pasado recibí un distinción de Córdoba Turismo, por la comunicación que hacia desde el móvil desde los lugares turísticos de Córdoba.
Recuerdo que una vez un delincuente tenía que entregarse y solo lo hacía si estabas vos.
Rony.
Fue difícil lo que me toco vivir, porque era gente que había robado un banco y estaban huyendo. En la ruta que va a Río Cuarto, ingresaron a una casa y tomaron de rehen a una mujer porque estaban rodeados por la policía. La mujer tenia una criatura de 3 meses en brazos. El delincuente pidió que si venia Rony Vargas se entregaba. Me llamó el comisario y me preguntó si me animaba a ir. Y fui. Un hombre estaba con el arma en la cabeza de la mujer y el otro en la cabeza de la niña. Les dije “muchachos bajen las armas”.
¿Y se entregaron?
Rony:
Me comuniqué con Mario a la radio, en ese entonces no había celulares, andábamos con handys y Mario se puso en contacto con la mujer del asaltante. Y hablaba el asaltante con la mujer, con Mario y conmigo. Entonces solucionamos el problema y se entregaron a la policía. El caso fue motivo de interés de diferentes diarios.
¡Qué fenómeno el de la comunicación! El periodismo es de las cosas que aun quedan en pie…
Rony:
Tiene que ver con la credibilidad. Y esta se construye cada día…

Ficha personal
MARIO PEREYRA
Fecha de nacimiento: 20 de julio de 1943
Signo en el horóspoco: cáncer.
Lugar de nacimiento: Villa Yornet, Capital, San Juan.
Casado con: Estela Gonzalez Pineda (sanjuanina) en 1.968.
Hijos: María Gabriela, Mariano Pablo y Maria Florencia
Nietos: seis
Padres: Mario es hijo de José Mario Pereyra Recabarren y María del Carmen Martín. El padre era dueño de la sombrerería Pereyra.
Tiene dos hermanos: Ana María, casada con el publicista Raúl Santori y Raúl Pereyra, casado con la conductora radial Noemí Colombano, estos últimos residentes en Tucumán.
Estudios: hizo la primaria en la Escuela Rivadavia y el secundario en Don Bosco. Luego se fue a estudiar Derecho en la Universidad Nacional de La Plata.
Deportes: Fanático del fútbol por televisión y del boxeo, son sus distracciones del fin de semana.
Hincha de: San Martín en San Juan, de Talleres en Córdoba y de Racing de Avellaneda.
Hobby: es un amante del cine y un especialista en cine argentino de todos los géneros y épocas.
Comidas: gusta de la paella y el bacalao, por supuesto acompañados por un buen vino. Si usted quiere hacerle un regalo, llévele un buen vino: los colecciona en su bodeguita privada.


Ficha personal
RONY VARGAS
— Fecha de nacimiento: 6 de julio de 1.944
— Signo en el horóspoco: cáncer.
— Lugar de nacimiento: Caucete, San Juan. A los 18 años se vino a vivir al centro, a las inmediaciones de Güemes y San Luis.
— Casado con: Olga Elena Frías (sanjuanina)
— Hijos: Juan José, Juan Manuel, Juan Esteban y María Pía,
— Nietos: diez
— Padres: Rony es hijo de José Ciberio Vargas y de María Juana Bertucci
El padre estaba ligado a la industria vitivínicola. Fue presidente y gerente de Agrícola Campovid donde estaba asociado con la mayor empresa vitivinícola de los años 50 y 60, Castro Hermanos y su famoso vino Talacasto, que llegó a ser líder en el país.
— Estudios: hizo la escuela primaria y la secundaria en la Escuela Normal Manuel Belgrano, de Caucete. Estudió luego enología y cursó un tiempo Derecho en la Universidad Católica.
— Deportes: Practicó ciclismo, desde siempre ama andar en moto y hasta se atrevió a lanzarse en paracaídas.
— Hincha de: San Martín en San Juan, de Belgrano en Córdoba y simpatiza sin ser hincha con Boca Junior.
— Hobby: Amante de los años 70 tiene una cupe Chevy de aquella época y como buen coleccionista, le destina varias horas buscándole repuestos originales.
— Comidas: Además de coleccionar buenos vinos –disfruta analizando y promocionando lo que aparece en materia vitivinícola—

El fenómeno de la cadena

Cadena 3 está integrada por todas las radios que transmiten en cadena la programación completa originada en LV3.
Digamos que LV3 renació con la presencia de Rony y Mario. Creada el 5 de octubre de 1930 a comienzos de los años 80, cuando aún era una empresa pública, atravesó una dura crisis económica. Recién a mediados de esa década comenzó a repuntar con la incorporación de los dos conductores que la cambiarían totalmente.
Mario llegó en el 84 y Rony se incorporó en 1985. En 1990, año en que se privatizó, ya ocupaba el primer puesto entre las radios cordobesas. Hoy concentra el 80 por ciento de la audiencia en AM y fuera de la cadena forman parte de la empresa radial las FM cordobesas Radio Popular, 100,5 que en conjunto abarcan a más del 50 por ciento de la audiencia de Frecuencia Modulada.

Ver libros del autor

Ver Radiodifusión
Volver al indice de trabajos de Juan Carlos Bataller



El 16 de octubre de 1978 Juan Pablo II es coronado Papa.  Después de la muerte repentina de Juan Pablo I tras apenas 33 días de papado, su sucesor Juan Pablo II, optó por copiar a su...
Seguir leyendo.


San Juan al Mundo - Servicios


Lo mejor de la TV

Lo mejor del cine

Qué comemos hoy?

Sorteos

Radios online

Diarios del mundo

Autos

Qué hacer en San Juan

Humor

Servicios y datos de interés

Trámites y contactos

Temas generales

Blogs del mundo
USO DEL MATERIAL DE LA FUNDACIÓN


QUIENES SOMOS CONTACTO SUSCRIBIRSE


Diario la Ventana | Bataller Intimista | La Ventana San Juan | El Nuevo Diario