Lunes, 18 de Marzo de 2019      

Departamento Iglesia

Valle cordillerano

El departamento Iglesia limita al sur con los departamentos de Calingasta y Ullum, al este con Jáchal, al norte con la provincia de La Rioja y al oeste con la República de Chile.


Ubicado al noroeste de San Juan, el departamento Iglesia limita al sur con los departamentos de Calingasta y Ullum, al este con Jáchal, al norte con la provincia de La Rioja y al oeste con la República de Chile. Su superficie es de 19.801 Km2 y según el Censo 2010 cuenta con 9.099 pobladores. De ellos, la mayoría son hombres, debido a la instalación de explotaciones mineras. Entre 2001 y 2010 Iglesia creció un 35,1 por ciento en su cantidad de población total.

Rodeo es su villa cabecera y junto a las localidades de Bella Vista, Iglesia, Pismanta, Las Flores y Tudcum concentra la mayor densidad poblacional.

Distancias:

Rodeo a San Juan: 196 kms por Ruta 40 o Ruta 149

Rodeo a Achango: 17 kms

Rodeo a Angualasto: 19 kms

Rodeo a Lavas Almohadilladas: 1 km

Rodeo a Paso de Agua Negra: 114 kms

Rodeo a Pismanta: 13 kms

Rodeo a Reserva Biósfera San Guillermo: 75 kms

Rodeo a Tocota: 66 kms

Rodeo a Tudcum: 25 kms

Rodeo a Villa del Dique: 4 kms



Paisaje de montaña

Entre la Cordillera Frontal y la Precordillera se ubican los valles iglesianos. Nevados picos de más de 4000 metros (como el Toro, el Potro y Las Tórtolas) custodian los diversos asentamientos humanos. Distintos arroyos recorren las verdes extensiones y abastecen de agua a la región. Agua Negra e Iglesia son los cursos que proveen al sector sur del valle de Iglesia y el río Blanco al sector norte.

El clima de Iglesia se asemeja al de todo valle cordillerano: inviernos largos y fríos y veranos cortos y templados. Las hierbas medicinales y los arbustos como el retamo y el espinillo predominan en la zona. La fauna está representada por la liebre, la chinchilla grande, el ñandú, el puma, los piuquenes y el cóndor. La zona norte del departamento está habitada por camélidos que, desde 1998, se encuentran protegidos por el Parque Nacional y Reserva Provincial San Guillermo.
La imagen muestra uno de los arroyos que recorren las verdes extensiones y abastecen de agua a la región.


Capital del turismo iglesiano

Vista de la calle Santo Domingo, en Rodeo, Iglesia
Situado a 197 kilómetros de la ciudad de San Juan, se encuentra el pueblo de Rodeo, uno de los más importantes de la zona norte. En él, el mayor movimiento se desarrolla a lo largo de la calle Santo Domingo, arteria principal de la villa. La iglesia de Santo Domingo de Guzmán (con su característico estilo post-colonial) y el Museo Arqueológico son algunos de los puntos clave del circuito urbano. Los álamos del pueblo brindan su sombra en el verano y proporcionan una colorida vista en el otoño.

En la localidad, el aprecio por la tradición moviliza la realización de peñas y celebraciones populares. Entre ellas se destaca la Fiesta Provincial de la Semilla y la Manzana Iglesiana que, con variados espectáculos artísticos y elección de la Reina, convoca a un gran número de sanjuaninos.

Policía, sede municipal, farmacia, señal telefónica, radial y televisiva son algunos de los servicios que ofrece la cabecera departamental. La localidad cuenta con establecimientos educativos que instrumentan los niveles inicial, EGB y Polimodal. Además, la villa posee lo necesario para recibir al turista. Cabañas, posadas, casas, departamentos y campings que permiten disfrutar de una tranquila estadía.

La zona también se caracteriza por su buen servicio gastronómico. El visitante podrá probar los dulces (elaborados con las frutas de la región) y degustar diversos platos como los que ofrece la Finca El Martillo, en su restaurante. Esta estancia abre las puertas al público para posibilitar la pesca de truchas en sus lagunas y la compra de productos artesanales.

Escaladas y parapente en las montañas, alquiler de caballos para cabalgatas y excursiones hacia el Río Jáchal en busca del rafting, son otras de las alternativas.

Producción rural

Casi el 30 por ciento de la superficie cultivada del departamento está dedicada a explotaciones forestales. Le siguen en importancia, en cuanto a cantidad de hectáreas, las pasturas y las semillas (ajo, poroto, lechuga, cebolla, arveja). Los frutales, cereales, hortalizas y aromáticas tienen, en extensiones cultivadas, una importancia menor.

La explotación ganadera representa también una importante actividad económica para los habitantes del departamento. Los distintos pueblos de Iglesia cuentan con pastizales aptos para la cría de ganado caprino y ovino.


Dique: energía y aventura

Ubicada sobre el río Jáchal, la Presa Cuesta del Viento constituye una importante obra hidroeléctrica de la región norte. La central regula los caudales de los arroyos y ríos iglesianos con el fin de producir energía e incrementar la producción agrícola y minera de la zona. La obra tiene la capacidad para generar 40 gigavatios por hora (GW/h) y asegura el riego de alrededor de 17.000 hectáreas. Cuesta del Viento es la segunda central hidroeléctrica que administra Energía Provincial Sociedad del Estado (EPSE).

El Embalse Cuesta del Viento se ha convertido, en los últimos tiempos, en uno de los principales atractivos turísticos de San Juan. La enorme presa ha dado lugar a un magnífico lago artificial. La belleza lunar del sitio y la presencia de fuertes vientos han creado el entorno ideal para los amantes de la aventura y los deportes náuticos.
Sus cualidades naturales permiten catalogarlo como uno de los mejores sitios que existen en el mundo para la práctica del windsurf. Cada año, en el mes de febrero, el dique es sede de campeonatos internacionales que convocan a windsurfistas y turistas de distintos países.

El mountain-bike es otra de las actividades que gana terreno en la zona. En noviembre se desarrolla el “Desafío Cuesta del Viento”, una importante competencia que convoca a más de 250 participantes del país y del mundo. Además de ofrecer el escenario ideal para la aventura, el dique brinda distintas opciones para el descanso en los paradores y clubes de sus playas.
Ubicada sobre el río Jáchal, la Presa Cuesta del Viento constituye una importante obra hidroeléctrica de la región norte.
El Embalse Cuesta del Viento se ha convertido, en los últimos tiempos, en uno de los principales atractivos turísticos de San Juan.



Hotel Termas Pismanta, Iglesia.

Un centro de relax

A 10 kilómetros de Rodeo, se encuentra la localidad de Pismanta. El sitio es conocido a nivel nacional e internacional por sus aguas termales. La visita al Centro Termal Pismanta es una experiencia única y renovadora. Las propiedades curativas de estas vertientes naturales son altamente recomendadas para quienes sufren reumatismo, alergias, artrosis y diferentes afecciones relacionadas con el sistema termo-regulador. Las aguas se encuentran a 2010 metros sobre el nivel del mar y su temperatura oscila entre los 38º y los 45º C.



Natatorio al aire libre de hotel Pismanta.

Pismanta, ayer y hoy

Se cree que las virtudes medicinales de las vertientes eran conocidas por los aborígenes de la región. La cercanía de las termas con las sendas indígenas que formaban parte del Camino del Inca lleva a inferir el aprovechamiento de las aguas por parte de los incas.

En la actualidad, el Hotel Termas Pismanta posee una adecuada infraestructura que permite disfrutar de los beneficios terapéuticos de estas emanaciones volcánicas. Aquí, las aguas se encuentran contenidas en piletas individuales. Otra opción es la piscina al aire libre, muy utilizada en los meses de calor. Habitaciones con baño privado, restaurante, confitería, playón deportivo y sala de juegos son otras de las comodidades del hotel.

Una valiosa reliquia

Ubicada en la zona de Pismanta, la Capilla de Achango fue declarada Monumento Histórico Nacional por su gran riqueza histórica y cultural. Fue construida por los jesuitas en el siglo XVIII y es considerada una reliquia porque revela el modo de construcción del San Juan de aquella época. La Capilla se fundó bajo la advocación de Nuestra Señora del Carmen y en su interior aún conserva una antigua imagen de la Virgen María, que fue traída desde Cuzco, vía Chile. Esta figura posee cabello natural, una corona de plata y el cuerpo cubierto por una túnica.

La asombrosa semejanza entre el altar de la capilla con el de la iglesia de Susques (Jujuy) lleva a suponer que ambas fueron construidas en la misma época y con similares patrones arquitectónicos. Las paredes de adobe de 30 centímetros de espesor y los techos fabricados con algarrobo, barro y cuero crudo son algunos de sus rasgos principales. El piso de tierra cubierto por alfombras tejidas al telar es otra de las características más llamativas.
La antigua capilla se encuentra en lo alto de una loma y a su alrededor se ubica un pequeño caserío que circunda la capilla en forma de L. Las casas también son de adobe y a pocos metros se encuentra el cementerio, que se distingue por su trabajada puerta de hierro y por la disposición de las tumbas sobre la tierra. El circuito se completa con la proximidad de los viejos corrales y de los álamos, higueras y árboles frutales que cubren el monte cercano.
La Capilla de Achango fue declarada Monumento Histórico Nacional por su gran riqueza histórica y cultural. Fue construida por los jesuitas en el siglo XVIII y es considerada una reliquia porque revela el modo de construcción del San Juan de aquella época.
Las paredes de adobe de 30 centímetros de espesor y los techos fabricados con algarrobo, barro y cuero crudo son algunos de sus rasgos principales. El piso de tierra cubierto por alfombras tejidas al telar es otra de las características más llamativas.


Bella Vista, Tudcum y Angualasto

Como tradicional villa iglesiana, Tudcum es reconocida por sus artesanías y lugar donde el turista podrá adquirir variadas prendas de lana de oveja y guanaco tejidas al telar.
Iglesia posee agradables pueblos que, durante todo el año, abren las puertas al turista para ofrecer la tranquilidad del campo, la artesanía y la tradición.
El atractivo de Bella Vista hace honor al nombre de este pequeño pueblo. Tranquilas calles de tierra, añosas alamedas y modernas casas de fin de semana caracterizan a la pintoresca villa. El paseo por la Calle del Viejo Molino combina la vista de los coloridos cerros de arcilla con el panorama de las fértiles tierras de cultivo. Trekking, cabalgatas, paseos en bicicleta y una amplia oferta de hospedaje son algunas de las opciones que ofrece la localidad.
El aprecio de la villa por las tradiciones gauchescas se hace visible en las distintas festividades. La más importante se desarrolla en el mes de febrero. La Fiesta de Valles y Cumbres Iglesianas concentra la demostración de destrezas criollas: yerra, doma, carreras cuadreras y danzas folclóricas.

Como tradicional villa iglesiana, Tudcum es reconocida por sus artesanías y por la producción de variadas clases de dulces. Plantaciones de manzanos, higueras, durazneros, nogales y álamos rodean las pequeñas casas de adobe donde habitan sus hospitalarios pobladores. Aquí, el turista podrá adquirir variadas prendas de lana de oveja y guanaco tejidas al telar.

Por la Ruta Provincial Nº 407 se llega al poblado de Angualasto. Caracterizado por su riqueza natural y cultural, el pueblo ofrece diferentes atractivos. Uno de los más destacados es el Cerro Mirador. Allí se encuentra el monumento de piedra al Cacique Pismanta, construido en homenaje a los aborígenes que habitaron el lugar. Desde este sitio puede observarse el panorama del oasis agrícola de Angualasto, que concentra pequeños cultivos de trigo y vides.
Hacia el norte, se destacan diferentes edificios como la Iglesia de la Virgen de Andacollo, el Museo Arqueológico Luis Benedetti y la Biblioteca de Angualasto, construida en piedra y con forma circular.

Últimas imágenes del Bajo Colola

Un total de 18 familias de Colola debieron ser trasladadas a otro sitio por la construcción del dique Cuesta del Viento. Los pobladores se dedicaban a la cría cabras, convivían con la naturaleza bajos techos de barro y caña los cuales quedaron cubiertos por el agua para dar lugar a una nueva vida. El Nuevo Diario pudo registrar las últimas imágenes de ese pueblo, antes que las aguas del embalse del dique de Ullum, lo cubriera. Don Luna uno de sus pobladores pudo contarnos como miraba las manadas de cabras que corrían por las lomas, mientras que los mayores de la casa llevaban su ganado de un lado a otro para pastar. Doña Paredes vivía con su esposo junto a sus 15 hijos, Pedro Montaño, Fortunato espejo son algunas de las 18 familias que vivían en Colola y que tuvieron que abandonar sus queridos ranchos, otro fue su destino, el progreso les ha ganado, una obra colosal, un dique construido para mejorar la vida de sus hermanos iglesianos y jachalleros, pero que a ellos les cambió la vida.

Historia de una muerte anunciada

En el año 1977 cuando se hablaba de la construcción del emprendimiento hidroenergético Cuesta del Viento, ya se sabía que los habitantes del Bajo Colola departamento Iglesia, ubicado en la zona de influencia de la obra, deberían ser trasladados.
Cuando se aprobó el proyecto en 1987 se iniciaron los trabajos de construcción, los pobladores sabían que el momento se acercaba, en 1993 una ley de la cámara de diputados dispuso de un terreno fiscal de 26 hectáreas, ubicado en la esquina de la calle del Molino, para que el IPV construyeran las casas donde se trasladaría a esas familia, en mayo de 1997 se les informó que ya los tiempos estaban agotados y que deberían ser trasladados a sus nuevas casas. El dique ya estaba próximo a su inauguración.

Como se soluciono el tema de las nuevas viviendas

Juan Pinto, diputado del departeo Iglesia, había manifestado en ese entonces sus preocupación, el lago se estaba llenando y faltaba poco para que se produzcan los primeros deshielos y aún así no estaban construidas las viviendas, Alfonso Mini por ese entonces diputado, oriundo de ese departamento, explicó que ya estaba sancionada la ley que autorizaba al IPV (instituto provincial de la vivienda) a construir las propiedades, según afirmaba estarían listas para habitar antes que el lago haya cubierto la zona del Bajo Colola, serán 30 casas a repartir entre los miembros de las 18 familias, dado a los altísimos costos en la construcción, se optó por construir las treinta viviendas agrupadas a una distancia no muy lejana de aquellos terrenos que les respondería a los criadores de ganado o agricultores que vivían de esa actividad.
Diputados provinciales de todos los bloques visitaron las obras del emprendimiento hidroeléctrico y el subsecretarios de recursos energéticos, ingeniero Domingo Alberto Martín, quien junto a técnicos de la empresa constructora –Paolini Construcciones - ofrecieron una explicación con los detalles técnicos y beneficios económico y social para Jáchal e Iglesias, en cuanto a caudales de riego crecimiento de área cultivada, provisión de energía electrónica volcada al sistema interconectado Jáchal - San juan.

Riego y Energía

La inauguración del sistema de riego que proveerá a Jáchal, esto le permitió al departamento ampliar su superficie cultivada. La obra de conexión eléctrica Cuesta del Viento – Jáchal, se terminó en septiembre de 1998, conjuntamente con la obra de interconexión Jáchal – San Juan.
La central hidroeléctrica se terminó a fines del año 1997, donde se realizaron los primeros ensayos, en diciembre de 1998 se comenzó con la etapa de explotación del sistema. Esta central hidroeléctrica generaba 35 KW/h por año, según datos que ofrecieron las autoridades.
Pueblo viejo caserío en el departamento Iglesia, Provincia de san Juan. Pueblo que quedó sepultado por las aguas del dique Cuesta del Viento, al igual que su historia. Se puede apreciar en esta foto los caminos de acceso, este antiguo pueblo colola viejo ya no existe, una foto que se transforma en una de la última imagen de un pueblo que pudo ser. Autor: Omar Pineda. . Autor: Omar Pineda
Pueblo viejo caserío en el departamento Iglesia, Provincia de san Juan. Pueblo que quedó sepultado por las aguas del dique Cuesta del Viento, al igual que su historia. Se puede apreciar en esta foto las viviendas de adobe, acompañadas de un silencio ancestral bajo el brillo del sol sanjuanino, este antiguo pueblo colola viejo ya no existe, una foto que se transforma en una de la última imágen de un pueblo que pudo ser.Autor: Omar Pineda
Estas imágenes ya no se podrán repetir, fue una de las últimas fotos tomadas al viejo caserío en el departamento Iglesia, provincia de San Juan. Se puede apreciar uno de los pocos pobladores caminando bajo el cielo sanjuanino acompañado de un silencio ancestral, con la escasa presencia pobladores, ya no se podrá repetir, no quedan rastros de este antiguo pueblo de Colola Viejo, fue sepultado por las aguas del dique Cuesta del Viento al igual que su historia. Autor: Omar Pineda
Casa en el Pueblo viejo caserío en el departamento Iglesia, Provincia de san Juan. Pueblo que quedó sepultado por las aguas del dique Cuesta del Viento, al igual que su historia. Se puede apreciar en esta foto una vivienda de adobe, acompañada de un silencio ancestral enmarcada en el árido paisaje de las lomas ubicadas en el departamento Iglesia, Este antiguo pueblo colola viejo ya no existe, una foto que se transforma en una de la última imagen de un pueblo que pudo ser.Autor: Omar Pineda
Departamento Iglesia, Povincia de San Juan Argentina. Esta foto fue tomada en el antiguo pueblo de Colola Viejo, el mismo quedo sepultado por las aguas del dique Cuesta del Viento, así esta imágen se transforma en última de un tiempo que fue y que muchos no conocimos. Autor: Omar Pineda

Fuente: El Nuevo Diario. Ed.822. Pág. 20 - 21.

Centro minero de San Juan

La existencia de importantes recursos auríferos y argentíferos en la cordillera iglesiana motivó la instalación de la mina Veladero, que comenzó su producción en el año 2005.
La minería es, en la actualidad, una de las actividades económicas con mayor desarrollo en el departamento. La existencia de importantes recursos auríferos y argentíferos en la cordillera iglesiana motivó la instalación de la mina Veladero, que comenzó su producción en el año 2005.
Ubicado a 375 kilómetros de la ciudad de San Juan, el proyecto se encuentra a cargo de la firma Minera Argentina Gold (MAGSA), subsidiaria de la empresa Barrick. Veladero se encuentra entre los 3.800 y los 5.000 metros de altura sobre el nivel del mar.

Para extraer los minerales, la compañía utiliza el método de explotación a cielo abierto y la lixiviación del mineral con cianuro, en un acopio en el valle del Río Potrerillos. Según el gobierno provincial, la mina está destinada a producir, en promedio, 530.000 onzas anuales de oro.
Además de los importantes yacimientos de oro y plata, en la zona también se explotan metalíferos como hierro, aluminio, sodio, fluorita y cobre.
La probable instalación de otros importantes proyectos –como Pascua Lama- promete continuar con el desarrollo minero de la región.


Camino a Chile


Ruta por el Paso de Agua Negra, que une San Juan con Chile
En Iglesia se encuentra Agua Negra, zona donde se halla el paso internacional que conecta a San Juan con la República de Chile. Para llegar al límite entre los países, es necesario tomar la Ruta Nacional Nº 150. Esta vía conduce desde las localidades iglesianas de Rodeo, Jáchal y Las Flores a las chilenas de La Serena y Coquimbo. Las Flores es el último poblado que se encuentra antes de emprender viaje hacia el país trasandino. Agua Negra es una zona de espectacular belleza. El paisaje deslumbra con la fauna cordillerana, los altos picos y los llamativos penitentes, extrañas formaciones de hielo que se producen en muy pocos lugares del mundo.


BELLA VISTA / IGLESIA

El molino del Diablo

Dejó de funcionar en los ''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''50. Los lugareños no se acercan al sitio porque dicen que aparece el demonio.

Los rayos de luz que penetran por los agujeros del techo y se pierden en las sombras forman figuras extrañas. La puerta está cerrada con candado todo el tiempo, pero se puede ingresar al lugar por un par de ventanas rotas. La última vez que se molió trigo en ese molino fue hace casi 60 años. Sin embargo, este molino que está en Bella Vista, Iglesia, sigue teniendo vida por las historias que cuentan los lugareños. Es que dicen que allí aparece el Diablo en la figura de un niño hermoso.

BELLA VISTA / IGLESIA. El molino del Diablo
BELLA VISTA / IGLESIA. Además de bosques de álamos, también se cosecha porotos, lechuga y papas.
BELLA VISTA / IGLESIA Roberto y Domitilia. Trenzar un cinto con cuero de vaca, pulir un cuchillo o tejer mantas en el telar son actividades cotidianas para la familia Cuevas. Y si bien no subsisten gracias a estas tareas, dicen que realizarlas los llena de felicidad en la vida que llevan en Bella Vista. "Ya ni sé cuándo aprendí a trabajar el cuero. Lo hice siempre, aún cuando trabajé como sereno para Hidráulica durante casi 30 años", dice Roberto Cuevas, que es uno de los pobladores más antiguos de esta localidad iglesiana. Ahora el hombre realiza las artesanías a pedido. "Nací acá y una vez me fui, pero no puedo estar lejos de este lugar", agrega, con nostalgia. Mientras, su esposa, Domitila Mondaca, es una experta en el tejido a telar. "Desde niña me enseñaron a tejer, al mismo tiempo que hacer de comer. Para mí, esto no es un trabajo. Mis cuatro hijos saben hacer artesanías, y también las venden a pedido", cuenta la mujer.
"Ahí no vive nadie. Nosotros no vamos a jugar porque aparece el Diablo como niñito rubio. Pero yo nunca lo vi. Me lo contó mi papá. Hace un tiempo dicen que el diablo transformó a un niño en cabra. Salieron todos en tractor a buscarlo, pero nunca lo encontraron", dice Luciano Cortez, un chico que vive a unos 200 metros del molino. La gente dice que también se escuchan silbidos en el lugar. Y que cuando esto sucede no hay que darse vuelta porque es el Diablo que anda buscando almas.
A todas estas historias, se le suma que la construcción, que tiene más de 200 años, está apostada en un lugar mágico. El molino está al costado de uno de los tantos arroyos que atraviesan Bella Vista, uno de los lugares más atractivos de Iglesia. No es fácil llegar hasta él porque está a varios metros de uno de los callejones que tiene el pueblo. Hay que atravesar inmensos troncos y cruzar varias vertientes y terrenos fangosos y resbaladizos. El molino es chico y está bastante deteriorado. Pero la maquinaria está casi intacta. Esta construcción es lo único que queda de las épocas donde el trigo era tan valioso como el oro en el Norte de la provincia.
"El molino está muy deteriorado y no hay ningún proyecto para arreglarlo. Aún así, la gente que viene de afuera quiere conocerlo. Pero los de acá ni siquiera se arriman", dice Antonio Cornelio, un vecino.
Desde hace unos años, Bella Vista se transformó en un destino turístico importante. Hay cabañas para alquilar, un camping y cada vez hay más casas de fin de semana. El molino es la principal atracción. De hecho, hay un arroyo y una de las calles del pueblo que llevan su nombre. "A pesar de lo que se dice, la gente de afuera quiere conocerlo. A ellos no les importa el Diablo", asegura Antonio.

El paisaje

Bella Vista tiene una frondosa vegetación. El lugar está colmado de árboles y flores, especialmente rosales trepadores. Los arroyos Jayamal y Molino hacen que el lugar sea un oasis. La localidad iglesiana está pasando las Flores, a unos 220 kilómetros de la ciudad de San Juan. Se llega por ruta 412.

La gente

Viven unas 300 personas. Hay una escuela a la que asisten unos 100 chicos. Hay una salita de primeros auxilios. Sólo pasan dos colectivos por día, uno por la mañana y otro por la tarde. Hay varios almacenes y quioscos. El pueblo se reactiva los fines de semana y durante las vacaciones.

FUENTE: Diario de Cuyo. 25 de Mayo de 2010


COLANGÜIL / IGLESIA

Entre petroglifos y esquilas

El lugar conjuga historias de próceres, tesoros arqueológicos y hombres que esquilan ovejas. Sus calles son como un túnel del tiempo.

La calle de tierra, siempre regada, permanece desolada casi todo el tiempo. Si no fuese por algunos niños que trepan corrales, a primera vista, Colangüil parecería un pueblo fantasma. Está a 33 kilómetros de Rodeo y la gente vive como hace un siglo; al único signo de globalización lo dan las antenas de televisión satelital que sobresalen de los techos de caña. En este escenario tranquilo, casi inmutable, donde los días parecen no pasar nunca, los hombres esquilan y las mujeres amasan, mientras cuentan historias y cuidan los restos arqueológicos que hay en el lugar.

COLANGUOL / IGLESIA

COLANGUIL / IGLESIA
El aroma de las higueras y los manzanos se confunde con el olor a la lana que los hombres le sacan a las ovejas, tarea que empieza en octubre y termina a fin de año. En Colangüil no hay más que casitas de adobe y caña con ventanas diminutas para que no entre el calor durante el verano. "Hay bebidas fuertes", la frase está escrita con un trozo de carbón sobre un pedazo de madera y está en la pared del único bar.

Mientras esquilan, los lugareños cuentan sobre sus tesoros escondidos y no tanto. Dicen que en el lugar hay oro, que hubo algunos intentos de sacarlo, pero que no pudieron porque está muy escondido. Sin embargo, los tesoros que más custodian son los arqueológicos y están al alcance de la mano. En la zona habitó la cultura Angualasto hace unos 1.300 años. Es por eso que para los pobladores la niña mimada es la "Piedra de la Junta", una enorme roca de 7 toneladas que contiene petroglifos con toda la simbología de esta cultura. Esa es una de las atracciones turísticas más importante del lugar. No dudan en cuidarla con uñas y dientes. De hecho, hace dos años, evitaron que un empresario turístico se llevara la piedra. Es que la historia de saqueos se repite cada tanto en el pueblo. Hace casi 10 años un grupo de coleccionistas hizo una huella para acceder más fácilmente al lugar y se terminó llevando algunas piedras que contenían dibujos de las comunidades aborígenes.
COLANGUIL / IGLESIA Eugenio Vega / El esquilador. La tijera parece una prolongación de sus manos. Sólo le bastan algunos minutos para sacar un enorme manojo de lana de una de sus ovejas. Su padre le enseñó la tarea cuando apenas empezaba a tener suficiente destreza para trepar por los corrales. Y aunque cuando era joven tuvo la oportunidad de dejar el pueblo, Eugenio Vega dice que ese es su lugar y que ahí va a morir. El hombre es uno de los pobladores más hábiles para esquilar ovejas. Pero no es esa actividad la que le da de comer. Además tiene chacra, al igual que el resto de los habitantes de Colangüil. "Estuve algunos años trabajando en Catamarca, pero extrañé y me vine. Mis padres estaban solos y muy viejos y necesitaban mi ayuda", dice Eugenio sin dejar de esquilar la oveja que tiene del cuello para que no se escape.¬ La historia de Eugenio se repite en casi todos los hombres que viven en el pueblo. Vidas que parecen detenidas en el tiempo, y que sus protagonistas no tienen intenciones de cambiar.

Historias vinculadas a los próceres también dan a Colangüil un toque especial. Hay un manzano que fue declarado Patrimonio Histórico. Dicen que bajo su sombra descansó Cornelio Saavedra, presidente de la Primera Junta, después de ser proscripto y marchar hacia Chile. Los únicos cuidados que recibe el árbol provienen de los mismos pobladores. También se conserva la casa donde Saavedra se alojó con su familia, luego de que San Martín le diera autorización para hospedarse.

Los lugareños no aprendieron todo esto en la escuela. Son historias que se pasan de padres a hijos. Algunos habitantes se atreven a afirmar que es lo único bueno que le queda al lugar.

El paisaje

Colangüil es como un oasis en medio del desierto. En el pueblo abundan las higueras y los eucaliptus. Las vertientes de agua hacen que haya mucha vegetación. El verde intenso del sembradío, cubre la mayor parte del terreno.

La gente

En el pueblo no hay más de 15 familias. La mayoría son niños. La cantidad de habitantes disminuyó notablemente en las últimas dos décadas. Según los lugareños Había más de 300 personas viviendo allí hace 20 años. Pero la crisis económica hizo que abandonaran el lugar.

FUENTE: Diario de Cuyo. 25 de Mayo de 2010


COLOLA / IGLESIA

Un lugar con aroma a potrero

El pueblo se hizo conocido por su actividad futbolística. Su club, el Sportivo Colola, fue el que más campeonatos ganó en el departamento.

A eso de las 4 de la tarde, empiezan a regar la cancha. Y aunque el pasto está muy lejos de verse, al menos el agua sirve para asentar la tierra. Sólo pasan algunos minutos desde que termina el horario de clases hasta que los chicos empiezan a aparecer con los botines a cuestas. El ritual se repite todas las tardes desde hace más de 50 años en el Club Sportivo Colola, que está en la localidad iglesiana que lleva el mismo nombre. Gracias a él, el pueblo se hizo conocido. Es que para los cololinos, la pelota y el potrero son el motor que mueve el pueblo.

COLOLA / IGLESIA
COLOLA / IGLESIA Raúl Ramos / El ex futbolista. Sus 1,85 metros de altura hizo que se convirtiera en el mejor cabeceador del equipo. El amor por su club hizo que con apenas 19 años, se hiciera cargo de la presidencia. Dice que fue para sacarlo a flote. Se trata de Raúl Ramos, más conocido como el Kuky, uno de los jugadores que forman parte de la historia del club albiceleste. Estuvo en la Primera desde 1957 hasta 1967. "En aquella época, el fútbol y el trabajo eran los dos deportes que practicaban los jóvenes. Todos pasamos por alguna pelota", dice Kuky. Este hombre, que nació en Colola, se integró al club como si hubiese nacido en él. Y es que hasta su padre fue jugador de Sportivo Colola. Pero, por razones de trabajo, tuvo que trasladarse a la ciudad. Fue cuando dejó de jugar al fútbol, al menos en un club. Es que dice que no paró con la pelota hasta que un accidente en la pierna le impidió realizar deportes de alto impacto. Al pueblo volvió hace 10 años, cuando se jubiló en la docencia. Ahora se dedica al turismo. Cerca del dique, tiene un complejo de cabañas para alquilar.
Polvareda y piernas entrelazándose para tocar una pelota contrastan con las tablas de windsurf que surcan, a pocos metros, el espejo de agua del dique Cuesta del Viento. Y no importa si hace frío o sopla viento Zonda. Sobre todo si es domingo y hay que hacer el aguante al equipo. "Todos juegan al fútbol, de una manera u otra. Con pelota de cuero o de trapo. Con botines o alpargatas. A veces, hasta una botella de plástico sirve para armar un partidito en la calle", dice Felipe Torres, el presidente del Club Sportivo Colola.

Y es por esa pasión que los jugadores que pasaron por la Primera del club son recordados en el pueblo, como si fuesen próceres. Los "percherones" Poblete, Roberto Godoy, Wilson Poblete o Rubén Ge. La pasión se trasluce hasta en las leyendas que hay en las paredes del club. "La gloria Iglesiana" es una de las frases que más resumen lo que significa el equipo cololino para su gente. La muestra está en la cantidad de trofeos que hay en el club. Relucientes, expuestos para que nadie se olvide de que fue el que más campeonatos ganó en el departamento, y el único de los 10 equipos de la Liga Iglesiana que pudo jugar la Copa de Campeones. Y de esto, los cololinos llevan la cuenta a la perfección.

Hay quienes afirman que Sportivo Colola es un verdadero semillero de buenos futbolistas. Dos jugadores de las inferiores están probando suerte en Buenos Aires, en el club Argentinos Juniors. Y con la misma esperanza, una treintena de chicos que no superan los 10 años asiste cada tarde a la escuelita que funciona en el club.
COLOLA / IGLESIA. Vista del Lago del Dique Cuesta del Viento

El amor por el club se fortificó en los últimos años, dicen los cololinos. Será que es uno de los pocos pedazos de historia que no quedó bajo el agua. Es que en 1998, buena parte del pueblo, que estaba en el llamado Bajo Colola, fue devorado por las aguas del dique Cuesta del Viento, tras su habilitación. Más de 20 familias habían emigrado con anticipación a distintos puntos del departamento, porque todo quedaría bajo el agua. Lo que nunca dejaron fue su fanatismo por el club.

Hace tres años, por disposición de la AFA, tuvieron que crear otro club de fútbol, para que siguiera existiendo la Liga Iglesiana. Fue entonces que crearon el club Los Coloraditos. "Mucha gente tuvo que dividir su corazoncito entre ambos clubes. De todos modos, por su historia, el Colola es el que más sigue pesando. Habrá que ver qué pasa con los años", dice Raúl Ramos, ex jugador del Sportivo Colola.

El paisaje

Colola significa "tierra colorada", debido a la tonalidad de sus cerros. Y realmente rinde honor a su nombre. El pueblo está justo en la entrada de Rodeo, por la ruta que va desde Jáchal. Una buena cantidad de cabañas para turistas y casas de fin de semana hace del lugar uno de los más pintorescos de Iglesia.

La gente

El turismo es el caballito de batalla de Colola. Sobre todo por su cercanía al dique, la atracción de windsurfistas que vienen de todo el mundo. Es por eso que una buena parte de la población se dedica al alquiler de cabañas. Pero también hay quienes se dedican a la agricultura.

FUENTE: Diario de Cuyo. 25 de Mayo de 2010


EL RETIRO / IGLESIA

El paraíso escondido

En este paraje iglesiano, que vive más que nada del turismo, hay casas de fin de semana y se dedican a la cría de caballos de raza.

La huella de tierra, casi inexistente, empieza a bifurcarse en varias direcciones. Sólo los más conocedores de la zona pueden llegar hasta El Retiro. A simple vista y desde la ruta que lleva a Pismanta o a Las Flores, el lugar no puede divisarse. Aun cuando se trata de un inmenso bosque de álamos, sauces y olmos centenarios. Pero cuando se toma la huella adecuada, ésta conduce directamente a un oasis al pie de la cordillera. Se trata de un paraje donde se cría caballos de raza, que está a poco más de 20 kilómetros de Rodeo. Y es por su dificultad de acceso y de ser visto a la distancia, que el lugar se llama El Retiro.

El Retiro volvió a tomar vida hace 15 años, cuando llegaron al lugar nuevos dueños. Originariamente, estas tierras pertenecían a la Estancia Guañizuil, que data de fines del siglo XIX, cuya dimensión era de 260.000 hectáreas. Durante más de 30 años, el paraje estuvo abandonado. Pero en su época de oro, según cuenta Claudio Ponce, un lugareño, había grandes plantaciones de pasto. Ahora, esto cambió para destinar una buena parte del lugar a la cría de caballos y a la plantación de lechugas y zapallitos, entre otras verduras, para obtener semillas y luego venderlas.

EL RETIRO / IGLESIA. Caballos de raza
EL RETIRO / IGLESIA. Caballerizas

El canto de una veintena de distintas especies de pájaros y el sonido del viento que mece la copa de los inmensos árboles forman parte de un escenario donde abunda el verde y los caballos. Hay hasta un nido de águila cerca de una de las viviendas. "Acá está prohibido andar con malas ondas", dice Pascual Alferillo, propietario de una de las casas de fin de semana. Y es que la paz se respira en cada rincón.

Los árboles son un espectáculo aparte. Varias especies centenarias se levantan hacia el cielo, contrastando con la cordillera, que está a pocos kilómetros del lugar. Dicen que los olmos y los sauces los mandó a plantar Federico Cantoni, cuando era gobernador de San Juan. Las numerosas huellas que se entrecruzan tienen una razón de ser. Todas llevan a distintos puntos, donde Cantoni mandó a construir canales para el regadío. Incluso, Claudio Ponce, que vive allí, dice que el caudillo paró una vez en la casona que tiene más de 100 años y que está justo en la entrada de El Retiro, y donde hoy vive Ponce.
EL RETIRO / IGLESIA Claudio Ponce / El conocedor. Claudio Ponce y sus tres hijos son las únicas personas que viven durante todo el año en El Retiro. Habitan la casa centenaria que está en la entrada. Que este hombre sea quien cuida el lugar no es una casualidad: está instalado desde hace 5 años, pero ya había vivido en El Retiro hace 36.Su regreso se debió a que es una de las personas que más conoce la zona."Nací en Iglesia, crecí en Bella Vista, pero este es el lugar donde quiero estar", dice Claudio, asegurando que la calidad de la tierra es incomparable. El hombre sobrevive gracias a la plantación de zapallos, lechugas y otras hortalizas para vender las semillas. Además, cuida los animales que pertenecen a otras personas. Junto a Claudio están Raúl, Fabián y Diego Ponce, sus hijos y compañeros. Mientras que el resto de la familia, es decir su esposa y otras dos hijas, está en Villa Iglesia.

La construcción de adobe, pero intacta a pesar del paso de los años, contrasta con las casas de estilo moderno que sólo se usan durante las vacaciones o fines de semana. Otra atracción para la vista son las pesebreras construidas especialmente para albergar a más de una veintena de caballos que hay en el lugar. Y es justamente cabalgar una de los principales entretenimientos que tienen los que llegan a descansar a este lugar.

Lentamente y a fuerza de trabajo de los que están allí, El Retiro se está convirtiendo en un paraíso escondido, al pie de la cordillera, plagado de caballos, pájaros y olor a heno mezclado con yerbabuena. El escenario perfecto para quien busca alejarse de la civilización.

El paisaje

Una de las particularidades del lugar es que no se puede ver desde la ruta que va desde Rodeo hasta la localidad de Las Flores. Pero desde El Retiro se puede observar todo Rodeo y las localidades aledañas. Lo que más llama la atención son los inmensos bosques de árboles de distintas especias y los extensos pastizales.

La gente

El Retiro es principalmente un lugar donde hay casas de fin de semana, por lo que hay más movimiento durante las vacaciones, o inclusive los días sábados y domingos. Las únicas personas que viven en el lugar durante todo el año son los miembros de la familia Ponce, que alquilan las tierras donde siembran y la casa en la que viven.

FUENTE: Diario de Cuyo. 25 de mayo de 2010



LA CHIGUA / IGLESIA

Resurrección al margen del río

Estuvo abandonado por más de 20 años porque el río se llevó todo. Ahora están sembrando.

Hay que atravesar un camino sinuoso que tiene más de un centenar de curvas. Entonces, las montañas empiezan a tomar tonalidades casi mágicas. No es fácil llegar y no hay señalización que indique dónde está. Aún cuando por este lugar pasará el Corredor Bioceánico. Los tapiales carcomidos y los cimientos de lo que alguna vez fueron casas, pintan el paisaje típico de un lugar que fue abandonado hace años. Esta imagen no sólo es producto del paso del tiempo. A La Chigua también le pasó el río por encima. Pero este lugar, que está en Iglesia, al margen del río Blanco, que luego se transforma en el Jáchal y que estuvo abandonado por más de 20 años, está volviendo a latir.

LA CHIGUA / IGLESIA

Como sucede con Malimán, la localidad que está antes de este pueblo, está La Chigua de Abajo, del Medio y de Arriba. Pero ahora, sólo en la del Medio hay gente. Allí empezaron a plantar aromáticas. Mientras que en la Chigua de Abajo, ya están preparando el terreno para plantar maíz. Esto se viene haciendo desde el año pasado y la idea es sembrar unas 4 hectáreas.
Si bien, la zona recién está volviendo a tomar impulso, ya que en una época fue muy productiva, los habitantes de los pueblos cercanos dicen que el empuje final vendrá cuando pavimenten la ruta, que luego formará parte del Corredor Bioceánico. Hace unas semanas, el Gobierno de la provincia, anunció su pavimentación.

El paisaje

Es impactante por el colorido de los cerros que hay en el lugar. El paraje, está ubicado al margen del río Blanco, que luego se transforma en el Jáchal. Está en Iglesia y se llega por la ruta que va a Angualasto y Malimán. De todos modos, no es fácil llegar porque la ruta se encuentra en mal estado.

La gente

Ahora no vive nadie. Pero los habitantes de pueblos cercanos dicen que hace 20 años había una treintena de familias, que se fueron cuando el río se llevó todo.

FUENTE: Diario de Cuyo. 25 de Mayo de 2010



MAIPIRINQUI / IGLESIA

La comunidad perdida

Son seis casas al costado de un camino rural. En la ruta no hay siquiera un cartel que indique su existencia.

Primer dato curioso: en el cruce de la ruta con el camino que lleva a Maipirinqui, no hay cartel que indique la existencia de esta comunidad. Sólo se llega preguntando. Segundo dato curioso: nadie entre los pobladores consultados sabe qué significa Maipirinqui (proviene del quechua y quiere decir "¿hacia dónde vas?").
Según la gente del lugar, en Maipirinqui o Maipirinque viven alrededor de 60 personas. Si se compara con la cifra de casas, debería haber más viviendas. Sin embargo, en este lugar calificado por el gobierno como sub-localidad del distrito de Villa Iglesia, no hay casas nuevas desde hace años. El edificio más reciente es el salón multiuso de la unión vecinal.
La razón por la cual su gente no edifica es porque tampoco construyen nuevas familias. Los hijos se van de las casas a vivir a otros sitios más poblados, o mejor aún, no tan alejados de la mano de Dios. No se quedan porque no hay industria, comercio, producción o alguna otra razón más allá de la familiar que los retenga.

MAIPIRINQUI / ILGESIA. Corral de cabras

MAIPIRINQUE / IGLESIA. Criador de cabras
Maipirinqui queda a un centenar de metros de la villa de Iglesia, a 22 kilómetros de Las Flores, y a unos 100 kilómetros de la ciudad Capital de San Juan. ¿A alguien le suena Campanario, Tambillo o Zonda? Bueno, estas también son sub-localidades del distrito Iglesia. Tampoco tienen carteles, son parte del mismo rosario de casas por el mismo camino de tierra, sólo que no tienen un nombre tan pintoresco como el quechua. Ah, y para que no haya resentimientos, Bella Vista también pertenece al distrito, pero como es mucho más grande y queda de paso entre la ciudad y los puntos turísticos más fuertes del departamento, es mucho más conocida y turística.
La unión vecinal primero, y después la noticia de que iban a construir una red de agua potable, fue lo que sacó a Maipirinqui de su letargo.

El paisaje

A Maipirinqui se accede por una sola calle de polvo y piedra. A los costados, casas desperdigadas. En el punta del camino en ascenso, unos cerros pelados y al fondo los picos nevados de la Cordillera de los Andes. Llama la atención el verde y colorido de los jardines de las casas. Los dueños se preocupan por embellecer su entorno.

La gente

Criadores de cabras como Ramón Muñoz, tejedoras como Sofía Alvarez, estudiantes como Cecilia y Pablo, aunque los pibes son los menos en la comunidad. Y jornaleros, muchos jornaleros para las tareas del campo; esta última es la gente que compone la sub-localidad en su mayor parte.

FUENTE: Diario de Cuyo. 25 de Mayo de 2010



MALIMÁN / IGLESIA

Vida puertas adentro

Casi medio centenar de pobladores se autoabastecen con la crianza de ganado, además del cultivo de la tierra.

En medio de cerros polvorientos, de rocas sueltas y llanuras desérticas, hay pequeños manchones verdes, que se notan como oasis en la inmensidad del paisaje de la precordillera iglesiana. Son arboledas donde bajo su sombra hay casas hechas de adobe, palos y cañas. Las rodean plantaciones de verduras, corrales con cabras, ovejas, vacas, cerdos y gallinas, además de un pozo de agua que hay en la escuela. Con todos esos recursos, los casi 50 pobladores de Malimán, en Iglesia, se autoabastecen y de esa forma sus habitantes le dan vida al pueblo. Ellos aspiran a que el gobierno promocione el turismo en esa zona para impulsar la economía y evitar la emigración de los jóvenes.

MALIMAN / IGLESIA Lucía Paredes / La pastora. Tiene una sonrisa a flor de labios y es la única mujer de Malimán que pastorea animales: 80 chivos y 40 ovejas. Se llama Lucía Paredes y nació y creció en ese pueblo iglesiano. Cuenta que la tarea de cuidar animales es algo natural para ella. "Desde niña lo hice y es parte de mi vida. Es una tarea de campo muy especial porque a veces hay peligros y yo los protejo de ataques de zorros", cuenta. También es portera en la escuela albergue Paso de Los Andes, en períodos de 10 días, por lo que no tiene tiempo para aburrirse. La mujer vive en una casa casi pegada a un cerro junto a su hija Nancy y su nieto Emanuel. Por estos días, se encargó de hacer un corral especial para proteger unos 30 chivos con menos de un mes de vida. Ama su tierra y no la cambia por nada. "Si hubiera un concurso de tranquilidad, Malimán ganaría por abandono", contó entre risas.
MALIMAN / IGLESIA
Malimán está a 230 kilómetros al norte de la capital sanjuanina y a 30 de Rodeo, el centro neurálgico en lo político, comercial y turístico del departamento.
El nacimiento de ese pueblo estuvo ligado a la minería, a principios del siglo XX, con las minas de "El Salado" y "El Fierro", donde se explotó oro, plata y plomo durante unos 7 años, por parte de empresas británicas, según contaron algunos pobladores que conocieron la historia por el relato de sus abuelos, ya fallecidos.
Una vez que terminó la explotación minera, el pueblo tomó un perfil agrícola y ganadero. De ahí en más, las familias que se afincaron en la zona fueron los Poblete, Paredes, Espejo y en menor medida los Marinero. La crianza de chivos, ovejas y vacas es desde entonces la preferida. De esos animales se aprovecha todo: carne, lana, cuero y leche. Mientras que la siembra de maíz, cebolla, zapallos, membrillos, ciruelas y peras genera algunos de los productos que mejor se dan, según contó Carlos Paredes, un poblador de 56 años que se dedica a esas tareas.
En la actualidad, al pueblo, pese a su autoabastecimiento de alimentos, le faltan servicios para desarrollarse, como un camino en mejor estado, porque es de tierra y rocas sueltas; también una promoción turística, para poder vender dulces caseros, artesanías y comidas como chivitos, contó a modo de ejemplo Carlos.


El paisaje

Es un lugar semidesértico. Abundan los cerros con rocas sueltas y tierra. El lugar también tiene arbustos y donde viven pobladores hay álamos y plantas frutales de distinto tipo como membrillos, ciruelas y perales. El río Jáchal pasa a 1 kilómetro.

La gente

Son 12 familias y un total de 46 personas aproximadamente las que viven en ese pueblo del norte iglesiano. En el lugar está la escuela Paso de Los Andes, donde llegan 23 niños de ese lugar, Angualasto y Rodeo, en su mayoría de familias carenciadas.

FUENTE: Diario de Cuyo. 25 de Mayo de 2010



Capilla de Achango, departamento Iglesia

ACHANGO

A lo largo de la historia

Achango, cuya etimología significa “loma florida”, está ubicado en Iglesia, en plena cordillera sanjuanina, en el valle de Rodeo. Se encuentra a cuatro kilómetros del centro turístico de Pismanta, localizado a 194 kilómetros de la capital de San Juan.

La presencia de las aguadas, hizo del lugar un paraje apropiado para el asentamiento de tribus nómades dedicadas a la caza y se mantuvo durante siglos. Con la conquista y adoctrinamiento, Achango pasó a ser un área agrícola ganadera y lugar de refugio para quienes viajaban con sus ganados a los lugares de pastoreo.

Existen documentos que testimonian el paso de los curas doctrineros –jesuítas, agustinos y franciscanos- entre los valles de Jáchal, Pismanta (Achango) y Calingasta , a lo largo de los siglos XVI, XVII y XVIII.

Por las dimensiones de sus potreros, cercados por tapias, constituyó un enclave productivo de dimensiones considerables, que formaba parte del circuito comercial que exportaba ganado a pie hacia el norte de Chile.

En el año 1739, el obispo monseñor Bravo de Rivera, ordena al párroco de Jáchal que fuera a Calingasta y Pismanta, reúna a los pobladores y los aliente a construir una capilla donde celebrar los sagrados oficios y donde reciban cristiana sepultura los muertos.

Un documento de 1899 acredita el pedido formal de los pobladores para la construcción de la capilla de Achango, ya que lo existente hasta ese momento era un pequeño oratorio –lo más antiguo de todo el monumento- cuya construcción data de 1739, aproximadamente.

ZONDA / IGLESIA

Entre experiencias religiosas

En esa localidad iglesiana hay 3 festividades: la de la Virgen de Andacollo, San Antonio y Medalla Milagrosa.

Los lugareños cuentan que su pueblo se llama Zonda, porque es la puerta de entrada del viento caliente que baja de la cordillera y recorre toda la provincia. Algunos vecinos piensan que fue por la fuerza de ese viento hace más de un siglo, que un arriero que quiso protegerse de la polvareda dejó olvidada una imagen de la Virgen de Andacollo debajo de un puente. De ahí en más, esa localidad iglesiana recibió dos imágenes más: San Antonio de Padua y Medalla Milagrosa. Por ese motivo es la única del departamento que tiene 3 festejos religiosos durante el año, que atraen la atención de cientos de visitantes.

ZONDA / IGLESIA. Capilla San Antonio de Padua
ZONDA / IGLESIA María Anes / La artista. Es considerada una de las mejores artistas de Iglesia, debido a sus trabajos hechos en telar. María Anes tiene 80 años y aprendió el oficio de tejedora al lado de su madre, cuando era adolescente. "Hace más de 50 años había muchas mujeres que se dedicaban a esta forma de tejer, pero con el tiempo todo cambió y sólo quedamos algunas", contó.¬ Sus trabajos de jergones, colchas y otros abrigos sirvieron para que los viajeros que pasaban por Zonda rumbo a Chile y La Rioja admiraran sus confecciones. De esa forma, los vecinos más antiguos le dicen "la artista", debido a la fineza y calidad de sus obras.¬ Si bien dejó de tejer para la venta, debido a su precario estado de salud, igual se toma su tiempo para tejer alguna frazada para la familia.

Cada imagen que llegó al pueblo recibe honras de los vecinos. A la Virgen de Andacollo, los lugareños le hacen su fiesta en la casa de la familia Anes. Allí, un salón hecho de adobes con techo de palos y cañas es el lugar elegido para hacerle novenas y pedirles favores.
La imagen está hecha de tela en relieve y está protegida dentro de un marco con vidrio. Allí van todos los vecinos a pedirle favores a la Virgen.
"La amamos, como también a la advocación de la Medalla Milagrosa y San Antonio. Somos un pueblo de mucha devoción", cuenta Elga Poblete.
El caso de San Antonio de Padua, no hay indicios de cómo llegó su imagen al pueblo, pero como Andacollo, la figura de yeso hace más de 100 años que está en el lugar. Por la década de 1920, los vecinos hicieron la capilla que se conserva intacta y que además tiene una torre con dos campanas. Además, cada año los vecinos la pintan y la dejan como nueva. También se encargan de colocar los gallardetes, regar y arreglar las calles para recibir a los fieles que llegan desde lejos.
La historia de la Medalla Milagrosa es más reciente. La llevó un promesante hace 5 años y la dejó sobre una loma que está justo en la entrada del pueblo.

El paisaje

Es una llanura que está rodeada de lomas. La mayoría de los árboles son algarrobos y álamos. Hay arbustos de distinto tipo y abundan los potreros de pastura para los animales.

La gente

Los 150 habitantes carecen de servicio telefónico. Tampoco hay puesto sanitario, ni un destacamento policial, tampoco estafeta postal. Hay una escuela, la Manuel Alberti, que tiene Nivel Inicial y Primaria, donde asisten chicos del pueblo y también de Campanario.

FUENTE: Diario de Cuyo. 25 de Mayo de 2010




Intendente periodo 2011-2015: Mauro Marinero
La Municipalidad de Iglesia funciona en:
Santo Domingo 3547. - Rodeo. CP: 5465
Teléfono: 02647-493008
Sirtio web: www.municipioiglesia.gov.ar
Correo electrónico: municipalidad_iglesia@yahoo.com.ar


Fuentes:
- Censo Nacional de Población y Vivienda 2010 - Datos provisorios – INDEC
- Relevamiento Agrícola en la Provincia de San Juan. Ciclo 2006-2007. Departamento de Hidráulica. Gobierno de San Juan.
- San Juan – Nuestra Tierra. Ediciones Argentina.
- Secretaría de Minería de la Nación - Secretaría de Minería de San Juan.
- Subsecretaría de Turismo, Cultura y Medio Ambiente. Gobierno de San Juan.
- Publicación “San Juan, fuerza de origen”, Ministerio de la Producción y Desarrollo Económico, Gobierno de San Juan

El 18 de marzo de 1855 se realizaron en San Juan los comicios para elegir los diputados que integrarían la Convención Constituyente que elaboraría la primera carta magna de la provincia.


    Colaboran con este sitio

San Juan al Mundo - Servicios


Lo mejor de la TV

Lo mejor del cine

Qué comemos hoy?

Sorteos

Radios online

Diarios del mundo

Autos

Qué hacer en San Juan

Humor

Servicios y datos de interés

Trámites y contactos

Temas generales

Blogs del mundo
USO DEL MATERIAL DE LA FUNDACIÓN


QUIENES SOMOS CONTACTO SUSCRIBIRSE


Diario la Ventana | Bataller Intimista | La Ventana San Juan | El Nuevo Diario