Jueves, 15 de Noviembre de 2018      

Área Natural Protegida La Ciénaga

Dardo Recabarren, director de Conservación y Area Protegida La Ciénaga dialoga con Hugo de Cuco en el programa Vivo en Argentina que se emite por la Televisión Pública. (imágenes TV Pública)
La localidad de La Ciénaga está ubicada al norte de la provincia de San Juan, a 25 kilómetros de la villa cabecera del departamento Jáchal y a 10 kilómetros de la localidad de Huaco, sobre Ruta 40.

Limita al oeste con el Dique “Los Lisos” y el Cerro “El Perico”; al este, con la Cuesta Colorada y la Represa del Río Huaco; al norte con el Alto “Las Azucenas”; y al sur con las “Torres del Portezuelo” o “Portezuelos Amarillos”.
Por la Ley 7.640 del año 2005, su superficie de más de 9.600 hectáreas de extensión fue declarada Área Natural Protegida por la Cámara de Diputados de San Juan. La norma tiene por objeto preservar el valor geológico y arqueológico, el equilibrio ecológico y el patrimonio autóctono del lugar.
Área Natural Protegida La Ciénaga.

El valor geológico y arqueológico

El sitio ha sido considerado por profesionales geólogos de la Universidad Nacional de San Juan como una verdadera “aula a cielo abierto”, pues en el trayecto que abarca desde el Dique “los Lisos” hasta “El mirador” de la Cuesta de Huaco pueden observarse a simple vista formaciones geológicas de diferentes edades. Al lugar concurren anualmente los estudiantes de la carrera de Geología, por el interés que ofrecen las formaciones geológicas, equivalentes a las de Ischigualasto pero notablemente más cercanas y, por ende, más accesible a frecuentes viajes de estudio.

El lugar también es visitado por geólogos e investigadores de otros países como Brasil, Alemania y Japón por su valor sedimentológico. En el río seco que atraviesa la ruta, se encuentran caracoles así como helechos fosilizados que datan de más de 400 millones de años y pertenecen a la Edad Geológica del Ordovícico.

En lo que se refiere al valor arqueológico del sitio, es preciso señalar que desde la entrada del túnel, hacia el noroeste, existen vestigios de asentamientos indígenas, revelados por el hallazgo de puntas de flecha y restos de vasijas pintadas.
Área Natural Protegida La Ciénaga.
Vestigios de asentamientos indígenas.

Riqueza paisajística y natural

El lugar cuenta con un inestimable parque forestal con especies autóctonas: en la que podemos encontrar algarrobos, variedades de jarilla, pichana y pichanilla, chilca dulce y amarga.
La Ciénaga es un lugar que cautiva al visitante con un paisaje de montañas coloridas y sinuosas, constituidas por material sedimentario que genera extrañas formas. Otro aspecto destacable es la tranquilidad del valle.
El lugar cuenta, además, con un inestimable parque forestal con especies autóctonas: algarrobos (blanco y dulce), bosques de chañares, retamo, tuscas, variedades de jarilla (nítida, cuneiforme y divaricata), pichana y pichanilla, chilca dulce y amarga, palo azul, albaricoquillo y zampa.
En sus cerros hay hierbas aromáticas y de uso en medicina alternativa como incayuyo y poleo, entre otras. En las márgenes del río Huaco crecen totoras y cortaderas, entre otras plantas.

Santuario de aves

La riqueza de la flora de La Ciénaga alberga y protege una gran variedad de pájaros, motivo por el cual los propios pobladores han bautizado el lugar como “Santuario de aves”.

Allí viven zorzales, golondrinas, urracas, tocos, viuditas, diucas, jilgueros, carpinteros, chacareros, tijeretas, reinas moras, torcazas, taguas, loros barranqueros, brasitas de fuego y soldaditos, entre otras.

También pueden avistarse garzas blancas y cernícalos, hoy en peligro de extinción.
En este reinado de pájaros, el benteveo o “siete cuchillas” tiene un lugar privilegiado por su canto melódico y estridente. Sin embargo, este don lo convierte en víctima del hombre: el benteveo es una de las especies más capturadas por la población sanjuanina, lo que llevó a los habitantes de La Ciénaga a declararlo “ave representativa” del área, para contribuir a su protección.

Area Natural Protegida La Ciénaga.

Valor histórico y cultural

La Ciénaga fue antiguamente un poblado de alrededor de 100 habitantes, rodeado de cerros y atravesado por el Río Huaco. Sobre la explanada del cerro se conserva una capilla edificada por un descendiente de Don Carlos Schweiser, inmigrante alemán que construyó en 1876 el primer molino harinero en la localidad. La imagen de la Virgen del Carmen, patrona del lugar de antigua data, como las pinturas de la capilla y el sagrario, son parte del patrimonio cultural de la localidad.



Fuentes consultadas:
Dirección de Conservación y Áreas Protegidas - Subsecretaría de Medio Ambiente - Secretaría de Turismo, Cultura y Medio Ambiente del Gobierno de San Juan.
Subsecretaría de Turismo - Secretaría de Turismo, Cultura y Medio Ambiente del Gobierno de San Juan

El 15 de noviembre de 1984 se declara Ciudad de Rawson al departamento de ese nombre que integra el conglomerado urbano denominado Gran San Juan.

San Juan al Mundo - Servicios


Lo mejor de la TV

Lo mejor del cine

Qué comemos hoy?

Sorteos

Radios online

Diarios del mundo

Autos

Qué hacer en San Juan

Humor

Servicios y datos de interés

Trámites y contactos

Temas generales

Blogs del mundo


QUIENES SOMOS CONTACTO SUSCRIBIRSE


Diario la Ventana | Bataller Intimista | La Ventana San Juan | El Nuevo Diario