Lunes, 27 de Marzo de 2017      

CRECE LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4

La milonga está de moda

En base a un trabajo a pulmón y una profunda pasión, distintos grupos de sanjuaninos lograron instalar la tradición milonguera en la provincia. Hoy son cada vez más las personas de distintas edades que asisten a bailar asiduamente y promocionan el tango por los vínculos y la “energía” que genera.

La milonga está de moda. En base a un trabajo a pulmón y una profunda pasión, distintos grupos de sanjuaninos lograron instalar la tradición milonguera en la provincia. Hoy son cada vez más las personas de distintas edades que asisten a bailar asiduamente y promocionan el tango por los vínculos y la “energía” que genera.

Hace diez años, San Juan no contaba con lugares estables para ir a bailar tango y quienes querían aprender esta danza solo disponían de un reducido número de talleres. En 2015, el escenario es notablemente distinto: milongas al aire libre y tradicionales clubes e instituciones culturales reciben a adultos, adolescentes y hasta niños, que asisten todas las semanas para sumergirse por un par de horas en el fascinante mundo del tango.
Con costos muy accesibles, y en algunos casos hasta con la modalidad “a la gorra”, las milongas buscan atraer a quienes deseaban bailar tango y no encontraban lugar, como a aquellos curiosos que se atreven a probar nuevas experiencias.
“No hace falta tener pareja para venir”, dicen los organizadores de las milongas, que se ocupan de derribar los numerosos mitos que existen alrededor de esta danza. Según cuentan los profesores, son muchos los que no se animan a ir por miedo a pasar vergüenza o a no sentirse a gusto con el ambiente. Sin embargo, todos aclaran que por lo general los grupos son “muy heterogéneos” y “las parejas se arman como en cualquier otro ámbito, el trabajo o la facultad, pero es un baile de pareja artística”, según dicen en la Milonga del Parque.
“Para empezar a bailar no hay que ser un experto, solamente hace falta caminar y dejarse llevar. El tango es para todos y es una de las danzas que se puede bailar desde los 3 hasta los 90 años porque no exige un esfuerzo físico tan grande”, dice Viviana Montaño, una de las organizadoras de la Milonga del Parque. Además de los preconceptos en torno a la edad, la destreza para el baile y los vínculos sociales, la mayoría de los coordinadores se ocupa de aclarar la diferencia entre el tango escenario, aquella compleja y vistosa danza que se ve en los grandes espectáculos y shows televisivos como “Bailando por un Sueño”, y el tango salón, la danza social que según los profesores, puede ser bailada por cualquiera.


Desde ancianos hasta niños de 4 años

Entrar los domingos a la noche al Club Sirio Libanés es una experiencia que vale la pena vivir. Hombres y mujeres de todas las edades, y una llamativa cantidad de adolescentes y jóvenes, se visten con gran elegancia para bailar el ritmo que los apasiona. El encuentro se produce en “La Fulana”, la milonga más antigua de San Juan, a la que asisten personas de diferentes profesiones e intereses, que se invitan a bailar con un simple “cabeceo” como señal.
Al igual que La Fulana, casi todas las milongas de San Juan distribuyen el tiempo en una primera hora de clase y el baile que se origina a continuación. Así funciona también la Milonga del Parque, un clásico del verano, en donde la participación se caracteriza por el relax y la apertura para recibir a quienes pasan por allí y deciden unirse al grupo.
En los últimos tiempos también tienen éxito las milongas de Renatto, que se realiza todos los miércoles a la noche, la Residencia para Adultos Mayores Eva Duarte de Perón y la del bar Honorio, que en el invierno convoca a familias enteras, con niños de hasta 4 años que aprenden a bailar. Por otro lado se encuentran los talleres como el de la Municipalidad de la Capital, de la Biblioteca Franklin y del Rectorado de la UNSJ, coordinados por grandes referentes del tango en San Juan como Gerardo Lecich en la Capital.


SEBASTIÁN NAVAS Y ELIZABETH BEJA
“Es un arte popular que trasciende las generaciones”

Sebastián tiene 35 años y fue uno de los primeros asistentes a la Milonga del Parque, cuando fue creada en el año 2008. Allí conoció a Elizabeth, quien era una adolescente cuando llegó a aprender a bailar tango al Parque, motivada por una visita a Buenos Aires.

—¿Hay más jóvenes que bailen tango o es una danza para gente mayor?
Sebastián: —Cuando uno conoce este arte popular se da cuenta que no es de una época sino que es transgeneracional y es de toda una cultura. Los más jóvenes muchas veces ingresamos al mundo del tango a través de la música de Piazzolla pero después descubrimos la música del 40 y es maravillosa. El tango nuevo o electrónico es una herramienta interesante porque rompe los esquemas clásicos pero necesita esos esquemas como base.

Elizabeth: —Yo cuando vine por primera vez me sentí descolgada y me daba vergüenza porque me sentía muy chica. Pero a medida que va pasando el tiempo y te vas relacionando con las personas, va cambiando la manera de ver y sentir la danza.


LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4: Raúl Moreno y Karin Sorter
RAÚL MORENO Y KARIN SORTER
“El abrazo del tango es la sensación más linda”

Raúl Moreno comenzó a bailar tango hace 10 años en el Coloso de Rawson y en poco tiempo se sintió atraído por la complejidad de una danza totalmente diferente. Actualmente asiste a la Milonga del Parque, en donde suele bailar con Karin Sorter.

—¿Qué es lo que más te gusta de esta danza?
Raúl: —Me gusta sentir que bailás con alguien que no conocés y sin embargo podés llevar a esa persona y que ella te siga. El abrazo es muy importante en el tango y la sensación es muy linda. Yo antes bailaba folclore y acá vienen chicos que bailan salsa y otros estilos y a todos nos gusta la sensación de bailar tango.

JAVIER AVILA, BAILARÍN
DE LA MILONGA DEL PARQUE

“El tango es una terapia”

Javier comenzó a bailar tango hace seis años y se sumó a la Milonga del Parque hace cuatro. Asegura que en los últimos años se incorporaron muchas personas, que empiezan a vencer los prejuicios sobre la dificultad del aprendizaje.

—¿Cuál es el mayor sueño de quienes promueven la milonga en San Juan?
—Nuestro sueño es sumar más gente porque muchos tienen vergüenza o se rinden si en dos clases no les salen las cosas. También creen que está lleno de viejos pero hay gente de todas las edades y cada vez hay más jóvenes. Ahora incluso hay clases para niños que antes no había. En la milonga de Honorio van chicos desde 4 años y la pasan muy bien.

—¿Qué beneficios tiene bailar tango?
—Muchos psicólogos lo recomiendan a sus pacientes como terapia porque más allá de que casi todas las danzas son buenas, el tango tiene la particularidad del abrazo, que es una forma de recibir cariño. Le sirve a la gente que es tímida para abrirse y se generan grupos de amigos, empieza a surgir el asado y las reuniones para bailar tango y música de todo tipo.



LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4: Walter Salcedo y Analía Miodowky
WALTER SALCEDO Y ANALÍA MIODOWKY, MILONGA LA FULANA

“El tango salón tiene un gusto distinto al de escenario”

Creada por Analía Miodowky hace 7 años, “La Fulana” es la milonga más antigua de San Juan. Actualmente es también coordinada por Walter Salcedo, un discípulo de Gerardo Lecich que llegó a trabajar en una compañía de tango en Buenos Aires.

—¿Por qué las milongas locales están buscando unirse a través de distintas actividades?
—La idea de hacer un festival es poder unirnos para bailar, conocernos y tomar mate. La intención es promover la actividad en la provincia y no vamos a hacer competencias porque creo que es algo insano para esto. El que quiere competir va al Mundial de Tango. La perfección pasa por cada uno y se busca cuando se trabaja de esto pero muchos lo toman solo para divertirse y relajarse.

—Por eso aseguran que el tango salón es distinto al de escenario
—El tango salón tiene un gusto que el escenario no te lo da, que es bailar para vos y no para la gente. Lo bueno es que ese gusto por el tango se va incrementando de a poquito y cada vez somos más. Hace dos años tenemos un lugar en la Fiesta del Sol en la feria en el parque para mostrar a la gente lo que hacemos.


ENRIQUE Y VICTORIA MERENDA

“Aprendemos tango fusión con danza árabe”


El periodista Enrique Merenda es otro de los nuevos adeptos a la música ciudadana. Hace un mes comenzó a aprender esta danza por iniciativa de su hija Victoria y hoy ambos están ensayando coreografías que fusionan el tango con la danza árabe.

—¿Por qué tu hija quiso que aprendieras tango?
—Ella es profesora de danzas árabes y ritmos latinos en la academia Sharif y me invitó a participar de un programa en el que los hombres aprenden en forma gratuita. Al principio fui porque ella me lo pidió y me sentía un poco tenso con los primeros pasos. Pero al poco tiempo te cambia el panorama y ahora estoy esperando que llegue el día para ir.

—¿Qué tipo de tango bailan?
—En la primera parte tenemos una clase y después nos quedamos bailando. Ahora estamos preparando una coreografía para la gala de fin de año de la academia en el Teatro Sarmiento, que coincide con el Día Nacional del Tango. Vamos a hacer una coreografía de tango y otra de tango fusionado con danzas árabes.


“Los tangueros”, el grupo del Club Social
En marzo del año pasado, el Club Social invitó a sus socios a tomar clases de tango con Gerardo Lecich, uno de los grandes referentes del género en San Juan. Cinco parejas aceptaron el desafío y no solo aprendieron a “sacarle viruta al piso”, como dicen entre risas, sino también formaron una gran amistad. Se trata de Marcela Zegaib y Guido Romero; Silvia Vicentela y Julio Coll; Laura Mazzitelli y Mauro Volpini, Ester Castro y Antonio Ávila y Dolly Granados y Pierino Licheni, quienes agradecen la “enorme paciencia de Gerardo” y su capacidad para hacerlos bailar.


LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4: Marcela Zegaib y Guido Romero
MARCELA ZEGAIB Y GUIDO ROMERO

“Es un perfecto acto de seducción”
—¿Qué cambios genera en una pareja aprender a bailar tango?
Marcela: —Se mezclan distintas emociones, nos reímos, nos exigimos y disfrutamos. Al principio pensábamos que eso nos pasaba solo a nosotros pero descubrimos que a todos les pasaba igual y así empezamos a hacernos amigos. El tango es pasión, fuerza y concentración. Es un perfecto acto de seducción. El hombre lleva y la mujer se deja llevar pero no con sumisión sino con un sello personal porque el objetivo es que la mujer se luzca.

Guido: —Es algo apasionante y creo que hay que aprender las tradiciones que nos identifican como país. A mí me daba vergüenza ir a otros lugares y no saber nada de tango siendo argentino porque no es solo de Buenos Aires.


LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4: Mauro Volpini y Laura Mazzitelli
LAURA MAZZITELLI Y MAURO VOLPINI

“Bailando tango te olvidás de todo”
Laura: —Al principio me daba vergüenza porque era la primera vez que bailaba tango. Pero es muy lindo y divertido. Cuando fuimos a La Boca nos entusiasmamos más y volvimos con más pilas. Hay que dedicarle tiempo pero cuando te distendés, empezás a disfrutar muchísimo.

Mauro: —Nos conocíamos del Club Social pero no éramos amigos y ahora hemos creado una linda amistad. Aunque no tengamos clase, igual nos juntamos a cenar todas las semanas. Yo dejo el negocio para venir acá pero lo hago con gusto porque acá te olvidás de todo por la concentración que requiere.


LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4: Silvia Vicentela y Julio Coll
JULIO COLL Y SILVIA VICENTELA

“Nos permite descargar el estrés”
—¿Qué les aportó bailar tango todas las semanas?

Julio: —Para nosotros es una terapia porque nos permite descargar el estrés del trabajo. Creo que el tango te enseña a convivir, a compartir y a crear lazos de amistad muy importantes. Además vamos aprendiendo porque al principio parecíamos árboles dando vueltas pero ahora podemos bailar.

Silvia: —Gerardo nos tiene mucha paciencia y es un excelente profesor. Si alguno se va quedando, él nos espera para que todos avancemos juntos. Estamos pensando viajar el año que viene todos juntos a Buenos Aires para ir a las milongas.


VIVIANA MONTAÑO Y GABRIELA ZALAZAR, MILONGA DEL PARQUE

“Con el tango te desenchufás de la realidad”
En el año 2008, Juana Ansbergs y José Luis Riveros tuvieron la iniciativa de aprovechar el Parque de Mayo para bailar tango al aire libre. Así surgió la Milonga del Parque, que hoy cumple su tercera temporada a cargo de nuevos coordinadores, Viviana Montaño, Carlos Gallego y Gabriela Zalazar.

—¿Es difícil impulsar una danza que tuvo su auge en décadas anteriores?
Gabriela: —Es un esfuerzo grande porque por ejemplo acá no se cobra entrada. Utilizamos la modalidad “a la gorra” y a veces hacemos sorteos para reunir fondos. Todo es a pulmón pero lo hacemos para fomentar el tango en San Juan porque es una actividad hermosa que no se debe perder. Queremos que la movida tanguera que hay en todo el país también esté presente en San Juan.

—¿Cuáles son las mayores virtudes de esta danza?
Viviana: —El abrazo del tango es algo muy lindo porque uno cierra los ojos y parece que estás en otro mundo. Te desenchufás de la realidad. Hay muchas parejas que se forman bailando tango y también otras que se separan. Pero creo que lo mejor es esa contención humana, en una época en la que la reina la individualidad. Ese intercambio de energía es inigualable.


LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4: Raúl Moreno y Karin Sorter
RAÚL MORENO Y KARIN SORTER

“El abrazo del tango es una linda sensación”
Raúl Moreno comenzó a bailar tango hace 10 años en el Coloso de Rawson y en poco tiempo se sintió atraído por la complejidad de una danza totalmente diferente. Actualmente asiste a la Milonga del Parque, en donde suele bailar con Karin Sorter.

—¿Qué es lo que más te gusta de esta danza?
Raúl: —Me gusta sentir que bailás con alguien que no conocés y sin embargo podés llevar a esa persona y que ella te siga. El abrazo es muy importante en el tango y la sensación es muy linda. Yo antes bailaba folclore y acá vienen chicos que bailan salsa y otros estilos y a todos nos gusta la sensación de bailar tango.



LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4: Sebastián Navas y Elizabeth Beja
SEBASTIÁN NAVAS Y ELIZABETH BEJA

“Es un arte popular que trasciende las generaciones”
Sebastián tiene 35 años y fue uno de los primeros asistentes a la Milonga del Parque. Allí conoció a Elizabeth, quien era una adolescente cuando llegó a aprender a bailar, motivada por una visita a Buenos Aires.

—¿Hay más jóvenes que bailen tango o es una danza para gente mayor?
Sebastián: —Cuando uno conoce este arte popular se da cuenta que no es de una época sino que es transgeneracional. Los más jóvenes muchas veces ingresamos al mundo del tango a través de la música de Piazzolla pero después descubrimos la del 40 y es maravillosa. El tango nuevo o electrónico es una herramienta interesante porque rompe los esquemas clásicos pero necesita esos esquemas como base.

Elizabeth: —Yo cuando vine por primera vez me sentí descolgada y me daba vergüenza porque me sentía muy chica. Pero a medida que va pasando el tiempo, va cambiando la manera de ver y sentir la danza.





LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4: La Fulana
LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4: La Fulana
LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4: Enrique y Victoria Merenda
LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4: Hogar de Ancianos
LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4: Milonga del Parque
LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4: Milonga del Parque
LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4: Milonga del Parque
LA PASIÓN LOCAL POR EL 2X4: Club Social

San Juan al Mundo - Servicios


Lo mejor de la TV

Lo mejor del cine

Qué comemos hoy?

Sorteos

Radios online

Diarios del mundo

Autos

Qué hacer en San Juan

Humor

Servicios y datos de interés

Trámites y contactos

Temas generales

Blogs del mundo


QUIENES SOMOS CONTACTO SUSCRIBIRSE


Diario la Ventana | Bataller Intimista | La Ventana San Juan | El Nuevo Diario